Beneficios de la acelga

La acelga es un vegetal cultivado en el mediterráneo. Es una planta de hoja verde muy popular que puede ser añadida cruda a verduras o como ingrediente de salteados para guisos. La forma de la hoja es ovalada y de un penetrante color verde, el tallo central puede tener varios colores, desde blanco hasta rosado pálido.

La acelga ahora se cultiva en casi todo el mundo debido a la proliferación de cultivos mejorados y a un mejor control de los microclimas necesarios. Los beneficios de la acelga son múltiples y es uno de los factores que fomenta su consumo. Se recomienda consumir acelgas en invierno, pues adquieren un color oscuro mayor en sus hojas, lo que significa que contienen una concentración mayor de vitaminas y minerales.

Beneficios nutricionales de la acelga

La acelga es uno de esos alimentos fundamentales que nunca debe faltar en nuestra dieta. Sus propiedades nutricionales son las siguientes para una ración de 100 g:

Agua 92, 6 g
Calorías 19 cal
Grasas 0,20 g
Proteínas 1,89 g
Hidratos de carbono 3,74 g
Fibra 1,6 g
Minerales:
Potasio

Fosforo

Hierro

Zinc

Manganeso

Sodio

Calcio

Cobre

379 mg
46 mg
1,80 mg
0, 36 mg
0,366 mg
213 g
51 mg
0,179 mg
Vitaminas
A

B1

B2

B3

B6

E

Ácido fólico

C

3300 UI
0,040 mg
0,090 mg
0,400 mg
0,099 mg
1,89 mg
14 mcg
30 mg

 

BENEFICIOS PARA LA SALUD

La acelga es rica en antioxidantes. Por regla general toda verdura o fruta con colores llamativos contienen grandes proporciones de antioxidantes que les otorgan propiedades medicinales, las cuales, nos ayudan a combatir la vejez, el deterioro de la piel, enfermedades inflamatorias y enfermedades degenerativas. La acelga contiene betacaroteno, vitamina E y C, zinc, luteína, quercetina, zeaxantina, kaempferol, y otros.

Beneficios de la acelga

La acelga permite mantener a las células rojas de la sangre, pues es rica en hierro y zinc. Este vegetal es primordial en la dieta de aquellos que sufren anemia o desean evitarla. Paralelamente, mantener la sangre saludable cura trastornos de concentración, mejora la oxigenación de los órganos, cura la fatiga y los trastornos del estómago.

Este vegetal también promueve un adecuado metabolismo de los alimentos, de hecho, si comemos legumbres es recomendable consumir acelgas, pues facilitan su digestión y la absorción de las proteínas presentes en ellas. Esto hace de las acelgas un alimento ideal a la hora de hacer dieta ya que no sólo contribuyen con muchos nutrientes y pocas calorías a la pérdida de peso, sino que nos mantienen saludables al promover una adecuada digestión.

La acelga regula los niveles de azúcar en la sangre ya que contiene antioxidantes, fibra y ácido siríngico, químicos especiales que promueven una adecuada metabolización de los azúcares. Si se padece de diabetes tipo II o estamos en riesgo de sufrirla, sólo debemos aumentar la ingesta de vegetales de hoja verde, esto nos ayudará a controlar la enfermedad o a prevenir su desarrollo.

Gracias a la gran concentración de antioxidantes, fitonutrientes y potasio este vegetal ayuda a regular la presión arterial y a mantener o mejorar las salud del sistema cardiovascular. Esto ayuda aprevenir o controlar la hipertensión y a evitar accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

Otro beneficio de sus antioxidantes es que le dan a la acelga un gran poder anticancerígeno. El cáncer puede ser prevenido si consumimos frutas y verduras ricas en antioxidantes ya que estos previenen el deterioro de las células causado por los radicales libres. El consumo de acelga previene el cáncer de colon.

Consumir acelga nos dará un cabello más brillante y con una textura sedosa, gracias a su alto contenido de biotina, un químico que estimula los folículos para que produzcan el sebo necesario para proteger y mantener el cabello.

Si consumes acelga mantendrás una óptima salud ocular, pues detiene la degeneración macular, la ceguera nocturna y el glaucoma.

Su alto contenido de calcio otorga a la acelga de propiedades necesarias para el mantenimiento, crecimiento y desarrollo de los huesos.

Contraindicaciones de las acelgas

Las acelgas son ricas en oxalatos, los cuales al combinarse con el calcio del cuerpo, forman los temidos cálculos renales, Esto significa que si usted es propenso a sufrirlos no debe consumir acelgas, y si la consume, debe ser en raciones menores a 50 mg diarios (1/4 de taza).

Las acelgas no deben cocerse y luego reservarse en el refrigerador. Las acelgas se fermentan y pudren con suma facilidad si están cocidas. También se debe tomar en cuenta que los tallos deben cocerse unos 20 minutos más que las hojas.

Leave a Reply