Saltar al contenido

Beneficios del Jabón vegetal

jabon vegetal

Cada día más personas desean encontrar alternativas naturales a los productos de uso diario, especialmente aquellos que entran en contacto con el cuerpo, como el jabón. Una respuesta a esta necesidad es el jabón vegetal, un producto rico en sustancias naturales y glicerina y que es muy recomendable para las pieles más sensibles y resecas.

¿Qué es?

Es un producto que contiene ingredientes vegetales de origen ecológico mezclados con una base de glicerina, aunque algunos incluyen sosa para un mayor poder limpiador. Son jabones indicados para pieles sensibles o secas y para todas aquellas personas que buscan cuidar su piel y necesitan productos que no afectan al medio ambiente.

Un jabón vegetal o natural es rico en aceites naturales, no contienen químicos procesados ni otros elementos que dañen la piel y son igual de efectivos para combatir la suciedad y arrastrar las células muertas.

Estos jabones eran extremadamente comunes en el pasado, cuando las personas elaboraban sus propios jabones en casa. Con la llegada de la era industrial y la publicidad, su uso disminuyó y se pasó al consumo de jabones comunes y detergentes.

Beneficios de los jabones vegetales

Los jabones aportan muchos beneficios a la piel entre los que destacan:

No provocan envejecimiento en la piel

Los químicos nocivos de los jabones industriales lesionan la piel y pueden provocar cáncer y envejecimiento prematuro, especialmente aquellos que contienen sustancias antibacteriales. Además, contar con estos ingredientes puede provocar el desarrollo de bacterias resistentes. Esto no ocurre con los jabones naturales, sus ingredientes eliminan las bacterias de manera natural y aportan beneficios reales a la piel.

Para enfermedades cutáneas

Según los ingredientes que contengan pueden aliviar el eczema, la psoriasis, el acné, las irritaciones y la urticaria.

Fáciles de encontrar

Puedes comprarlos fácilmente en tiendas especializadas o elaborarlos en casa con jabones base de glicerina o con sosa caústica.

Ingredientes beneficiosos

Puedes elaborarlos en casa y escoger los ingredientes vegetales adecuados para tu piel, también puedes comprarlos fabricados con diferentes mezclas beneficiosas. Lo más común es encontrar aceite de oliva, palma, coco, jojoba almendras y manteca de karité, estos ingredientes cuentan con sus propios beneficios y propiedades especiales para la piel.

Los jabones naturales, incluso si contienen sosa, suelen tener una parte de glicerina para humectar la piel.

Otros ingredientes que no deben faltar son los aceites esenciales, su dulce aroma convierte el baño en un spa con aromaterapia. Estos aceites también aportan beneficios a la piel.

Todos estos ingredientes son biodegradables y no causan daño al medio ambiente ni a tu piel.

Son mejores que los industriales

En la fabricación de los jabones naturales se emplean solo ingredientes vegetales beneficiosos para la piel y son elaborados con técnicas artesanales que no eliminan la glicerina. La glicerina suele ser eliminada en los jabones industriales porque es comercializada como ingrediente, en estos casos suele ser reemplazada con químicos nocivos.

Los químicos que contienen los jabones de uso común suelen ser nocivos para la piel, provocan comezón, la resecan y causan enfermedades cutáneas.

Los jabones naturales o vegetales no contienen fragancias artificiales porque contienen aceites esenciales naturales y beneficiosos para la piel.

Los jabones vegetales no contienen aditivos químicos para lograr más espuma, además, su espuma es beneficiosa y agradable para la piel.

Otro aspecto positivo es que no contienen sustancias derivadas del petróleo que contaminen el medio ambiente.

Beneficios según sus ingredientes naturales

A la hora de elaborar o comprar un jabón vegetal debes evaluar cuidadosamente sus ingredientes para conocer las diferentes propiedades que puedes disfrutar:

Caléndula: es un antiséptico perfecto para limpiar heridas y aliviar inflamaciones. Es perfecta para tratar el dolor y las irritaciones.

Avena: es un exfoliante suave que elimina células muertas, suciedad y tonifica la piel otorgándole un brillo y una tersura juvenil.

Karité: es una manteca perfecta para humectar la piel, aliviar irritaciones, cicatrizar heridas, evitar arrugas y aliviar el daño provocado por el sol.

Romero: aporta firmeza y elasticidad a la piel, especialmente a la del rostro.

Manzanilla: cicatriza lesiones, reduce el aspecto de las cicatrices y alivia la inflamación y el enrojecimiento de la piel.

Vainilla: su dulce aroma y sus propiedades relajan la mente y el cuerpo. Es perfecta si quieres aliviar el dolor muscular, el dolor de cabeza y el dolor estomacal.

Tipos de jabones vegetales

Puedes encontrar muchos tipos de jabones vegetales y es importante que los conozcas todos antes de comprar alguno:

Jabones terapéuticos

Son ricos en ingredientes naturales y son perfectos para tratar enfermedades, infecciones fúngicas, dermatitis y psoriasis.

Jabones dermatológicos

Son perfectos para tratar el acné y los puntos negros, aportan a la piel la suavidad necesaria y cierran los poros para prevenir su obstrucción. También aceleran la recuperación ante lesiones y descamación de la piel.

Jabones humectantes

Son ricos en aceites, grasas y productos que humectan profundamente la piel y su base es de glicerina.

Jabones líquidos

Sus ingredientes se mantienen líquidos, esto evita que la mezcla se contamine y permite dosificar de manera adecuada el producto.

Jabones neutros

Solo contienen glicerina y sustancias no grasas que no obstruyen los poros. Se indican para pieles muy sensibles.

Jabones aromáticos

Son aquellos que contienen aceites esenciales cuyo aroma ayuda a combatir el estrés, el insomnio o bien son perfectos para dotar la piel de un agradable aroma, especialmente si no puedes utilizar perfumes.

Propiedades de los jabones vegetales

Los jabones vegetales cuentan con las siguientes propiedades básicas:

  • Fortalecen y mejoran la salud de la piel.
  • No causan daño químico a la piel.
  • Previenen el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Según sus ingredientes pueden llegar a ser antisépticos, astringentes, relajantes, depurativos, regenerativos, exfoliantes y más.
  • Si contienen sosa es perfecto para limpiar la piel en profundidad.
  • Son hidratantes.
  • Son indicados para las pieles más sensibles.

¿Dónde comprar?

El jabón vegetal puede comprarse en herboristerías y tiendas naturistas, en ellas puedes encontrar muchas marcas de gran calidad. También puedes elaborarlo en casa con los ingredientes que desees.

Si quieres un jabón que limpie en profundidad utiliza aquellos que contienen sosa. Si tienes la piel muy sensible o grasa, escoge jabones naturales con base de glicerina.