Saltar al contenido

Cera de abeja

Cera-de-abeja

La cera de abeja es un producto natural con numerosos usos y beneficios para la salud. Esta cera es producida por las abejas para construir sus nidos, es secretada en forma líquida y cuando esta entra en contacto con el aire, se endurece y forma los alveolos hexagonales de los panales.

¿Qué es?                  

Es una sustancia secretada por las abejas melíferas jóvenes como líquido a través de sus glándulas cereras. Cuando esta entra en contacto con el aire, la cera se endurece y forma escamas en la parte inferior de la abeja. Un millón de tales escamillas pesa aproximadamente un kilo de cera.

Las abejas utilizan estas escamillas para construir las celdas hexagonales de sus panales y tiene tales propiedades que protege el panal de infecciones. En estas celdas almacenan la miel y el polen, la reina coloca sus huevos y las futuras abejas crecen en su interior.

La cera es producida por todas las abejas melíferas, aunque dependiendo de la especie, la cera tendrá propiedades químicas y físicas ligeramente diferentes.

Para conocer la calidad de la cera de abejas debes evaluar su pureza y su color. Las de color claro son de mayor calidad que las cecas oscuras, estas últimas pueden estar contaminadas o sobre climatizadas.

Las ceras más finas provienen de las capas de cera que utilizan las abejas para cubrir la miel cuando está en su punto, es una cera pura y blanca y el polen la dota de un tono amarillo.

¿Para qué sirve?

La cera de abeja tiene usos tradicionales. En ciertos países de Asia y África se emplea para crear tejidos y para fabricar adornos de metal empleando cera fundida.

Se utiliza como agente impermeabilizante para la madera y el cuero, para reforzar hilos, para elaborar velas, medicinas, ungüentos, betunes y jabones, siendo la industria de los cosméticos y las farmacéuticas quienes más demandan esta materia prima, especialmente la de mayor calidad.

Este producto también se emplea en la manufactura de componentes electrónicos y discos compactos, fabricación de lubricantes, en la industria del vidrio, para fabricar armamento y papel.

En agricultura es empleada para elaborar preparados para injertos y en medicina para elaborar ungüentos, bálsamos, pomadas y supositorios.

Para la cosmética

En cosmética la cera de abejas es útil para elaborar cremas limpiadoras, astringentes, de afeitar y barras de labios. Todos aquellos productos que la contienen como ingrediente principal, suavizan la piel. Para todas estas aplicaciones se emplea cera blanca de alta calidad.

La cera es muy valorada en cremas hidratantes para después del afeitado, especialmente si se mezcla con aceites de soja, aceite de almendras, rosa mosqueta, infusión de cola de caballo, esencia de romero y manteca de cacao.

Si la mezclas con aceite de palma puedes elaborar un jabón artesanal eficaz para reducir las marcas de las cicatrices e hidratar tu piel. De hecho, la cera de abeja es el ingrediente principal de cremas caseras para eliminar las estrías.

Es perfecta para mantener las rastas, pues evita fisuras en tu cabello e incrementa su hidratación.

Puedes elaborar perfumes sólidos al mezclar cera de abeja, aceite natural y aceites esenciales.

En casa

La cera de abeja es muy útil para tu hogar, si tienes un par de cajones o cómodas viejas que abren con dificultad siempre puedes aplicarles cera de abejas donde desliza el cajón y asunto resuelto.

Este truco también es válido para puertas y ventanas, solo debes untar cera de abeja en las bisagras en lugar de utilizar aceite.

Si necesitas recuperar objetos de madera o juguetes antiguos, solo debes mezclarla con aceite de linaza y obtendrás un excelente barniz. Esta mezcla se emplea para proteger instrumentos musicales como los violines.

Si amas el bricolaje y almacenas tablas de madera para cortar, tratarlas con cera de abeja aumentará su vida útil.

Para la cocina

Se emplea para recubrir quesos y protegerlos de los microorganismos. Además, esta técnica evita la pérdida de humedad a la hora de transportarlos.

Es un ingrediente clave en la elaboración de gomitas y otros dulces.

Para la salud

Si utilizar brackets y se te rompe un alambre, siempre puedes cubrirlo con cera de abeja para que no dañe el interior de tu boca mientras acudes al ortodontista.

Algunos tapones naturales para los oídos se elaboran con cera de abejas para evitar infecciones y molestias.

Al tener propiedades cicatrizantes es recomendable para tratar ulceras bucales, aliviar indigestiones y reducir mal aliento, estos beneficios puedes obtenerlos solo con masticar un trozo de cera de abeja.

De hecho, el Doctor D.K. Yarwiss, en su libro editado en Nueva York, recomienda a sus lectores masticar media cucharada de opérculos de cera (láminas de cera de abeja) y miel durante 15 minutos para limpiar las vías nasofaríngeas y aliviar la sinusitis, el asma y la fiebre del heno.

Otros usos

Investigadores han descubierto que la cera tiene propiedades increíbles para absorber y desintegrar los peligrosos derrames de petróleo en el mar.

Con solo aplicar un poco de cera en la madera, podemos evitar que esta se astille cuando introducimos un clavo o tornillo en la misma. También es perfecta para recubrir los agujeros, golpes y grietas presentes en la madera.

Se aplica sobre los instrumentos musicales para dotarlos de un acabado natural e incrementar su vida útil. En el caso de las panderetas, basta con cubrir su superficie para facilitar su uso y mejorar su sonido.

Puedes utilizarla para elaborar velas ecológicas que no despidan humo y desprendan un agradable aroma a miel. También puedes fabricar lápices de colores con cera de abejas.

En la industria de las armas, la cera de abejas se utiliza para fabricar la cápsula que recubre a las balas.

Si amas el bricolaje, puedes encerar los hilos para que no se deshilachen y deslicen con facilidad. Especialmente al elaborar joyas y accesorios.

En el caso de cremalleras que se atascan, con solo untar un poco de cera de abejas estas se deslizaran fácilmente.

Puedes recubrir tus sierras y otras herramientas con filo para mantenerlo y protegerlo del medio ambiente. También puedes recubrir los materiales y objetos de bronce para evitar su oxidación e incrementar su brillo.

Importancia

La cera de abejas es un producto de gran importancia económica para las comunidades rurales, tanto para su consumo interno como para la exportación. Además, extraerla es muy sencillo, solo se necesita de calor y métodos de filtración que garanticen su pureza.

La cera se presenta en forma de bloques del tamaño del molde donde se hayan almacenado. Muchas veces se puede solicitar al vendedor que corte un trozo para apreciar su pureza y limpieza.

Otro aspecto positivo de la cera es que su transporte no es complicado, se comercializa en bloques envueltos en sacos de arpillera y no se deteriora con el tiempo, por lo que los apicultores independientes y las cooperativas pueden almacenarla hasta su venta.

La producción de cera no necesita del uso de tierras cultivables, solo de un espacio apto para la apicultura.

¿Cómo usarla?

A continuación, te presentaremos algunas recetas caseras para aprovechar la cera de abejas:

Para pulir los muebles

Esta receta nos ofrece un producto 100% ecológico para limpiar y abrillantar los muebles de cuero y madera. Remueve el polvo y elimina las marcas de agua y otras sustancias:

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de cera de abejas (45 g)
  • 5 ½ cucharadas de aceite mineral (90 g)

Derrite la cera a baño de María y cuando esté fundida, mézclala con el aceite mineral. Remueve con una cuchara de madera, retira del fuego y deja reposar.

Cuando tenga una temperatura adecuada, aplica sobre los muebles con ayuda de un paño. Esta mezcla es perfecta para pulir pisos de madera.

Para elaborar un bálsamo labial

La cera de abejas tiene propiedades humectantes, reparadoras y protectoras, evita infecciones, la acumulación de células muertas y la resequedad de los labios.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cera de abejas molida (15 g)
  • 1 cucharadita de aceite de coco (5 g)
  • 3 gotas de aceite de vitamina E
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Funde la cera en baño de María y cuando esté liquida mézclala con la vitamina E, el aceite de coco y la miel. Cuando tengas una pasta homogénea, retira del fuego y deja reposar. Vierte en un recipiente hermético y limpio y utilízala una o dos veces al día.

Crema humectante

Los nutrientes de la cera de abejas humectan y protegen la piel de las agresiones del medio. Sus antioxidantes tienen la capacidad de reducir los efectos de los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de cera de abejas (45 g)
  • 4 cucharadas de manteca de cacao (50 g)
  • 2 cucharadas de aceite de almendras (30 g)

Coloca todos los ingredientes en un recipiente y derrítelos a baño de María, cuando estén fundidos revuelve con una cucharada de madera hasta obtener una mezcla homogénea, deja reposar y almacena en un recipiente hermético.

Aplica una vez al día sobre las áreas a humectar.

Velas de cera y cáscara de naranja

Pomada de cera de abejas y lavanda

Esta es una pomada relajante perfecta para masajes que alivien la tensión muscular. Sus ingredientes mejoran la salud de la piel, alivian el dolor y reducen la inflamación:

Ingredientes:

  • 6 cucharadas de aceite de oliva (100 g)
  • 7 ½ cucharadas de cera de abeja (110 g)
  • 2 ½ cucharadas de manteca de cacao (30 g)
  • 15 gotas de aceite de vitamina E
  • 25 gotas de aceite de lavanda

Derrite todos los ingredientes sólidos en baño de María y agrega los líquidos cuando ya estén fundidos. Mezcla con una cuchara de madera y deja enfriar. Luego, vierte en un frasco limpio y hermético.

Cuando la crema solidifique, toma la cantidad que requieras y aplica en las zonas deseadas.

Propiedades de la cera de abeja

Entre las propiedades de la cera de abejas tenemos:

  • Aporta brillo al cabello.
  • Cuando se emplea en velas destruye bacterias y mohos, además, produce menos humo que otras ceras.
  • Es buena para depilar la piel porque no es tan agresiva como otro tipo de ceras.
  • Es una sustancia emoliente y antinflamatoria.
  • Nutre y humecta la piel.
  • Previene el envejecimiento del cutis.
  • Suaviza la piel, por lo que es muy utilizada en protectores labiales y cremas.