Saltar al contenido

Cera fría para depilar

cera fria para depilar

Existen muchos métodos de depilación que podemos utilizar para eliminar el vello de manera temporal, e incluso, permanente. La depilación con cera fría es una de ellas, actúa como la cera caliente, con el gran beneficio de que no necesita de calor para aplicarse, reduciendo a cero el riesgo de quemaduras.

¿Qué es?

Es un tipo de cera que se mantiene líquida a temperatura ambiente. Se pega a la piel con su propia banda, se deja reposar unos segundos y se retira como cualquier banda de cera caliente. En pocas palabras, son ceras que actúan como bandas adhesivas que se pegan sobre la piel.

Son ceras muy versátiles, puedes aplicarlas en cualquier zona de tu piel, en tu hogar, mientras estás de vacaciones y más. Son perfectas cuando no tienes demasiado tiempo para invertir en una sesión de depilación con cera caliente.

Puedes comprar las bandas en diferentes medidas para cualquier parte del cuerpo, o puedes cortarlas para adaptarlas.

Beneficios de la depilación con cera fría

Con este tipo de depilación puedes disfrutar de numerosos beneficios como:

Resultados duraderos

Con la cera fría puedes disfrutar casi del mismo tiempo de suavidad que ofrece la cera caliente, además, puede adherirse a vellos de hasta 1,5 mm y eliminarlos por completo. Lo mejor de todo es que favorecen un uso constante de la depilación, con el tiempo el vello nace más y más fino hasta que las depilaciones son más sencillas y menos dolorosas e incluso, innecesarias.

Comodidad

Son realmente cómodas de utilizar y almacenar, apenas ocupan espacio y puedes utilizarlas en cualquier momento que las necesites. Son la mejor solución, sobre todo en época de verano, para preparar tu piel antes de un viaje sorpresa, una salida a la playa o a la piscina.

Son menos dolorosas

No te expones a ningún riesgo de quemaduras.

Higiénicas y limpias

Las tiras de cera se eliminan con facilidad y no quedan manchas de cera difíciles y dolorosas que retirar.

Además, las bandas son de uso personal, no existe riesgo de contaminación cruzada de la cera, como si lo hay en ciertas esteticistas que emplean la misma espátula para aplicar la cera y contaminan el envase. Lo correcto es utilizar una espátula para cada pasada.

Se pueden reutilizar

Puedes reutilizar las bandas varias veces hasta que pierdan su adherencia. Y además, puedes cortarlas para adaptarlas a áreas específicas de tu cuerpo.

¿Cómo se aplica?

Antes de depilarte debes de preparar la zona, recuerda que todas las pieles son diferentes y necesitan de cuidados específicos. Recuerda nutrir muy bien la piel el día anterior y exfoliar con algún producto suave para mantener la piel limpia y los poros libres de suciedad, de esa forma las bandas se adherirán mejor.

Escoge las bandas que contengan la cera y los ingredientes que mejor le vienen a tu piel, ya sea vitamina E, C o aceites nutritivos.

Lava la zona a depilar con agua tibia para abrir los poros. Seca bien la piel.

Pega la banda a la parte que deseas depilar. Presiona en la dirección de crecimiento del vello.

Mantén la piel tensa con una mano y tira de la banda en la dirección del crecimiento del vello de manera horizontal, como si pasaras las páginas de un libro. Recuerda hacerlo de un tirón.

Repite los pasos en toda la zona a depilar y listo.

Recuerda siempre depilar en la dirección de crecimiento del vello. Si lo haces en sentido contrario puedes provocar comezón, rojeces, granitos y vellos enquistados cuando el vello vuelva a crecer.

Consejos para después de la depilación con cera fría

Ten presentes los siguientes consejos para una depilación con cera fría perfecta:

  • Si quedaron restos de cera en tu piel, no busques retirarla tirando de ella, aplica aceite vegetal o aloe vera y retira cuando esté suave.
  • Dúchate con agua tibia antes de depilarte para abrir los poros, luego de depilarte, enjuaga con agua fría para cerraros.
  • Unta aloe vera en tu piel, aceite de almendras o algún producto hidratante y calmante sobre la piel depilada.
  • No tomes el sol las 24 H siguientes a la depilación para permitir una recuperación total de la piel.

¿Qué es mejor: fría o caliente?

Ambos tipos de ceras tienen sus propias seguidoras y sus detractoras. Definir cuál es la mejor dependerá de tus gustos y experiencias con cada una. A continuación, te ofreceremos las ventajas y desventajas de cada una:

Ventajas de la cera fría:

  • Es muy fácil de utilizar, basta con aplicar las bandas en la zona a depilar y tirar.
  • Se presentan en diferentes tamaños y formas para cada parte del cuerpo a depilar.
  • No requieres de electricidad, microondas o ningún proceso para ser calentada.
  • No ensucian la piel en exceso y se desechan directamente después de su uso.
  • No tienes que malgastar grandes cantidades de producto.
  • Es perfecta para el verano.

Desventajas de la cera fría:

  • No se recomienda para arrancar vellos cortos, las bandas no tienen la fuerza necesaria para lograrlo.
  • La cera no suaviza la piel, por lo que tienden a irritar la piel y resecarla, debes utilizar siempre aceites y productos hidratantes luego de depilarte.
  • Tendrás que dejar crecer el vello más allá de los 5 mm, de lo contrario la cera fría no lo eliminará, es probable que debas ocultar tus piernas mientras crece.
  • En zonas donde el vello no es muy homogéneo, depilarse con bandas puede ser complicado.

Ventajas de la cera caliente:

  • Puedes encontrarla en roll-on o en envases.
  • El calor abre los poros y es más fácil eliminar los vellos.
  • Es un proceso menos doloroso.
  • Es perfecto para personas con muchos vellos o raíces resistentes.
  • Es mejor para el invierno y la primavera.

Desventajas de la cera caliente:

  • Debes tener experiencia en el manejo de la cera, de lo contrario puede quemarte. Si no la tienes, adquiere cera roll-on, es el mejor método para depilarte en casa con cera tibia.
  • No es un proceso rápido, calentar la cera lleva tiempo.