Saltar al contenido

Cera odontológica

cera-odontologica

En la odontología se emplean muchos productos con el fin de mejorar la salud dental y uno de los más empleados y variados es la cera odontológica ¿Sabías que existen muchos tipos con diferentes propiedades? A continuación, conocerás todos sus usos y aplicaciones:

¿Qué es?

Es un producto, de origen natural o sintético, que se emplea en la mayoría de los tratamientos de odontología restauradora.

Estas ceras pueden contener ceras naturales o sintéticas, grasas, gomas, resinas naturales o sintéticas, aceites y pigmentos. Para alcanzar las características necesarias para determinada aplicación, se mezclan diferentes ingredientes naturales y sintéticos, así como aditivos.

Las ceras de origen natural son productos renovables que podemos encontrar en la naturaleza, como la cera de abejas, mientras que las ceras sintéticas provienen de la unión de químicos en el laboratorio.

Los aditivos que contienen estas ceras odontológicas pueden tener un origen natural o sintético.

Se clasifican en:

Cera para patrones Cera para procesado Cera para impresiones
Cera para base de prótesis Cera para colados. Cera para incrustaciones. Parciales.   Cera para base de prótesis completas. Cera para encajonado. Ceras adhesivas: reparación de prótesis. Ceras correctoras. Ceras registro de Mordida.  

Las propiedades físicas de estas ceras variarán según su aplicación específica.

Tipos de ceras naturales odontológicas

Las ceras odontológicas naturales son el resultado de la mezcla de sustancias orgánicas, por lo que su composición es muy variada, esto también dependerá de su origen y el método utilizado para su obtención.

Según el origen, las ceras naturales pueden ser:

De animales: se obtienen de diferentes tipos de animales. Entre las más conocidas tenemos la cera espermaceti, que proviene de las ballenas y no se emplea en odontología con frecuencia, solo se utiliza como recubrimiento del hilo dental.

De insectos: son elaboradas por insectos, la más conocida es la cera de abejas, una sustancia frágil que se mezcla con parafinas para elaborar ceras pegajosas.

Minerales: se obtienen del petróleo. Se mezclan con aceite para ablandarlas y pulirlas. Pueden ser de parafina, microcristalinas, cera de Barnsdahl, ozoquerita, ceresina y montan.

Vegetales: son productos que se extraen de las plantas. Algunas de las más utilizadas son las ceras de carnauba, unicuri, candelilla, cera de Japón y manteca de cacao.

Ceras sintéticas

Son sustancias de composición química variada y diferentes a las ceras naturales, pero sus propiedades físicas son similares a estas. Algunas ceras sintéticas empleadas en la odontología son las ceras de polietileno, de hidrocarburos halogenados, de polioxietilenglicol, ceras hidrogenadas, ceras de ésteres derivadas de la reacción de ácidos y alcoholes grasos.

Propiedades características de las ceras

Las ceras odontológicas poseen una serie de características únicas que podemos resaltar:

Ductilidad: como en otros materiales, se incrementa al subir la temperatura. Las ceras con temperaturas de fusión bajas son más dúctiles que las temperaturas de fusión más elevadas.

Expansión térmica: las ceras odontológicas se expanden cuando las temperaturas se elevan y se contraen cuando esta se reduce. Esta propiedad de modifica al mezclar diferentes tipos de ceras.

Fluidez: depende de la temperatura, la fuerza aplicada sobre ella y el tiempo de aplicación de dicha fuerza.

Intervalo de fusión: estas ceras no presentan una única temperatura de fusión, sino intervalos, ya que contienen diferentes tipos de moléculas con variados pesos moleculares.

Propiedades mecánicas: poseen limite proporcional, resistencia a la compresión y modulo elástico reducidos si las comparamos con otros materiales. Además, estas propiedades varían con la temperatura.

Tensión residual: es producida cuando la cera es sometida a fuerzas por debajo de su intervalo de fusión. Con esta tensión se produce durante el tallado o el enfriamiento.

Propiedades cualitativas de las ceras dentales

Las ceras odontológicas deben poseer las siguientes características:

  • Deben adaptarse y doblarse con facilidad.
  • Deben ser ligeramente pegajosas.
  • Deben ser sencillas de tallar.

Tipos de ceras odontológicas según su uso

Las ceras odontológicas pueden ser clasificadas según su aplicación:

Cera para patrones

Incrustaciones: son empleadas para obtener las dimensiones y los contornos necesarios para una restauración dental.

Cera tipo II:  es muy blanda y fluida, se utiliza para tomar impresiones parciales o totales. El patrón de cera se prepara sobre modelo de yeso.

Colados: son muy empleados en la elaboración de patrones para la preparación de estructuras metálicas. Los odontólogos la adquieren ya lista en las porciones que necesitas utilizar. Puede adquirirse como laminas, elementos preformados, sin forma y a granel.

Bases: son un tipo de cera empleada para determinar las dimensiones verticales, la forma inicial y el plano de oclusión para elaborar prótesis completas y parciales.

Cera Tipo I: es muy dura para elaborar patrones desde la boca a 45ºC.

Ceras para procesado

Encajonado o encofrado: es lisa y brillante, flexible a los 21ºC y mantiene su forma a los 35ºC; que se pueda adaptar a la impresión.

Laminada para registros: tiene diferentes tipos de comportamientos, puede ser deformable, rígida o quebradiza. Se emplea para realizar registros de relación céntrica y lateralidad.

Pegajosa: es una mezcla de ceras, aditivos y resinas. Es un producto muy pegajoso cuando esta fundida y se adhiere a las superficies a las cuales se aplica. Es muy frágil y se emplea en odontología protésica, especialmente para unir piezas metálicas o plásticas.

Ceras para impresión

Cera para el registro de mordidas: se emplea para elaborar modelos exactos de arcadas opuestas.

Correctora: se emplean como barniz sobre una impresión original para registrar los detalles necesarios de los tejidos blandos.

¿Qué es la cera para brackets?

Este es uno de los productos de cera odontológica más utilizados. Se emplea para proteger mejillas, labios y lengua contra las úlceras provocadas por el roce de los aparatos de ortodoncia. Puedes comprarla en farmacias o tiendas de autoservicio.

Estas ceras son muy fáciles de utilizar, tienen una elevada adherencia y su sabor es muy agradable.

¿Cómo se usa la cera para brackets?

Durante los primeros días de un tratamiento con ortodoncia, las mejillas, la cara interna de los labios y la lengua sufren por el roce con los elementos metálicos, llegando a formarse úlceras y llagas. La cera para ortodoncia alivia estas molestias al recubrir las partes metálicas de los aparatos y evitar los roces.

Se recomienda su uso cuando se realizan ajustes a los aparatos, pues nuevas partes puntiagudas pueden rozar zonas de la boca no acostumbradas a los aparatos y también, cuando se produce la rotura de algún elemento que pueda lastimar la boca.

Su uso es obligatorio cuando ya se presentan úlceras y heridas en la boca, pues esto permitirá que cicatrice, evitando posibles infecciones bucales.