Saltar al contenido

Enfermedades relacionadas con la alimentación

enfermedades relacionadas con la nutricion
Enfermedades relacionadas con la alimentación
4.9 (97.2%) 50 votes

La alimentación es un factor imprescindible en el mantenimiento de nuestra salud. Los alimentos nos ofrecen minerales, vitaminas y otras sustancias como los aminoácidos, necesarias para el normal funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el complejo B, un grupo de vitaminas B, se encuentran en vegetales de hojas verdes y el huevo, son necesarias para el normal funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

¿Qué es la mala alimentación?

La mala alimentación es aquella que no garantiza el adecuado suministro de nutrientes al organismo. Esta se puede dar tanto por desnutrición o una reducción en las raciones de alimentos así como un exceso en la cantidad de los mismos llevando a un consumo excesivo de azucares, grasas y otras sustancias nocivas.

Una mala alimentación es aquella que también puede provocar enfermedades infecciosas porque la condición higiénica de los alimentos no es la adecuada.

enfermedades relacionadas con la nutricion

Enfermedades por mala alimentación

La mala alimentación puede provocar enfermedades diversas. Desde enfermedades que son consecuencia directa de una mala nutrición como la anemia o la diabetes hasta enfermedades que son directamente transmitidas por los alimentos como la amibiasis.

Entre las enfermedades ocasionadas por la mala alimentación se tiene:

Cáncer

Se trata de una enfermedad común en países en desarrollo, sobre todo el cáncer de hígado, esófago y estómago. Esto lo provoca el consumo de alimentos ahumados o salados. En el caso de los países desarrollados se encuentra el cáncer de mama, colon, recto y próstata, provocados por consecuencias de la mala alimentación como la obesidad así como malas rutinas como falta de ejercicio, edad y dieta.

Hiponatremia

El consumo excesivo de agua sin la recuperación de minerales puede provocar a una condición en la cual nuestro cuerpo no cuenta con los minerales ni sustancias necesarias para funcionar. Los síntomas de esta condición pueden ser dolor de cabeza, debilidad, confusión y relajación mental. Conduce a la muerte o al coma.

También te puede interesar:  Beneficios de las vitaminas

Diabetes

Se trata de una alteración hormonal que provoca una lesión en los islotes de Langerhans del páncreas, provocando problemas con la secreción de insulina. Esto provoca altos niveles de azúcar en la sangre o hiperglucemia. Existen dos tipos, la 1 que provoca falta de insulina y la 2 que es de tipo crónico manteniendo siempre altos los niveles de glucosa en nuestro organismo.

Enfermedad coronaria

Provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos dificultando el transporte de oxígeno y sangre. Se debe al consumo de grasas saturadas.

La enfermedad coronaria consiste en un estrechamiento de los vasos sanguíneos, dificultando

Osteoporosis

Las grasas pueden provocar esta enfermedad así como los azucares, las carnes y las gaseosas. Consiste en una reducción en la densidad de los huesos.

Anemia

La sangre no cuenta con glóbulos rojos ni puede contar con nuevos. Se da por una mala alimentación en la que no se incluyen vitamina C, vitamina A y complejo B y el suficiente hierro.

Beriberi

Se da por la falta de vitaminas B, las cuales son necesarias para transformar los alimentos en energía. Esto provoca debilidad general en las piernas e hinchazón en el organismo.

Hipercolesterolemia

Se trata de un elevado nivel de colesterol, esta sustancia daña las arterias y propicia la aparición de la ateroesclerosis lo que con el paso del tiempo puede provocar un infarto.

Osteomalacia y raquitismo

Se trata de una enfermedad causada por deficiencias de vitamina D, de calcio y fosfato lo que provoca la debilidad en los huesos volviéndolos más blandos.

Gota

Se produce por un exceso en el consumo de carnes rojas, bebidas azucaras y alcohólicas. Provoca la elevación del ácido úrico en la sangre provoca dolor en las rodillas y en los pies.

Bocio

Se da por una carencia de yodo en la dieta, provoca que la tiroides se hinche en el suelo.

Caries

Se da por una reducción en el esmalte dental provocado por las bebidas azucaras y gaseosas.

Hipertensión arterial

Se trata de la elevación de la presión arterial lo que provoca una inadecuada circulación sanguínea. Puede provocar infartos y embolias.

También te puede interesar:  Jugo verde para desintoxicar

Obesidad

Se trata de una enfermedad provocada por la ingesta de más comida de la que necesita nuestro organismo, sobre todo alimentos ricos en grasas y azucares.

Enfermedades transmitidas por alimentos

Se les conoce como ETA, son enfermedades que se generan a partir del consumo de alimentos y de agua contaminada. Se denominan así porque los alimentos transmiten organismos dañinos y sustancias toxicas.

Se pueden manifestar como enfermedades o como intoxicaciones. Entre las enfermedades se tiene:

  • Salmonelosis
  • Hepatitis viral tipo.
  • Toxoplasmosis.
  • Amibiasis.

Consecuencias de una mala alimentación

La mala alimentación puede provocar desórdenes nutricionales, enfermedades e intoxicaciones alimentarias. También tiene consecuencias psicológicas como depresión y desórdenes alimenticios como anorexia y bulimia que puede llevar a las personas a seguir dietas y comportamientos extremos.

La malnutrición puede incrementar el riesgo de padecer enfermedades infecciosas no relacionadas con los alimentos. También, puede provocar un descenso en la coordinación, la concentración y hasta en el cociente intelectual.

Intoxicación por alimentos

Las intoxicaciones por alimentos ocurren cuando toxinas o los venenos de bacterias y mohos presentes en el alimento ingerido. Se da a través de bacterias comunes como el estafilococo o la Escherichia coli (E. coli.) también se puede dar por animales como el pez globo.

Es muy común en comidas al aire libre, escuelas y reuniones sociales. Se puede dar cuando se manipula mal un alimento, cuando las bebidas tienen contacto con sustancias contaminantes o cuando el agua con la que se regaron las plantas está contaminada.

Algunas intoxicaciones alimentarias se dan por:

  • Cólera.
  • Enteritis por Campylobacter.
  • Enteritis por E. coli.
  • Salmonela.
  • Shigella.
  • Staphylococcus aureus.
  • Toxinas en pescados o mariscos dañados o en mal estado.

Producen cólicos abdominales, diarrea, fiebre, nauseas, vómitos, debilidad y dolor de cabeza.

El tratamiento suele concentrarse en rehidratar a la persona y aliviar los síntomas porque en la mayoría de los casos el propio organismo logra combatir la intoxicación y recuperarse. Una intoxicación es peligrosa en niños, bebés y ancianos, personas que deben vigilarse de cerca para evitar deshidratación severa.