Saltar al contenido

Beneficios de las frutas deshidratadas

Beneficios de las frutas deshidratadas
Beneficios de las frutas deshidratadas
5 (100%) 2 votes

Las frutas deshidratadas o frutas secas son un producto natural que se obtiene del secado de diversas frutas aptas para este proceso. Se les llega a reducir la cantidad de agua hasta que el peso de la fruta llega solo a ser el 20% de su peso anterior.

El proceso de deshidratación de las frutas tiene dos finalidades:

  • Aumentar su tiempo de preservación.
  • Reforzar o incrementar el sabor de las frutas deshidratadas.

Se les considera como un aperitivo, merienda e incluso, las emplean como ingredientes para preparar algunos platos y postres.

¿Qué frutas pueden ser deshidratadas?

Entre las frutas que son deshidratadas están:

  • Plátano.
  • Calabaza.
  • Ciruela pasa.
  • Coco.
  • Dátil.
  • Higo.
  • Mango.
  • Papaya.
  • Pasa.
  • Piña.

El proceso de secado de las frutas destruye en parte la cantidad de vitamina C que contienen. Algunas frutas pueden ser secadas con dióxido de azufre, lo que les da un color más llamativo.

Algunas frutas se secan de manera 100% natural bien sea al sol o a través de secadores. En su mayoría no contienen aditivos, por lo que son tan saludables como las frutas frescas. Frutas como las bayas son empapadas en azúcar antes de ser secadas.

Propiedades nutricionales de algunas frutas deshidratadas

Las frutas deshidratadas suelen contienen el mismo valor nutricional que la fruta fresca con excepción del contenido de vitamina C y de agua. Sin embargo, si se evalúa en base al peso, las frutas secadas contienen hasta 4 veces más cantidad de nutrientes que el mismo peso de fruta fresca.

No poseen grasa y contienen poco sodio. No contienen azucares añadidos. Son ricas en potasio y fibra. Contienen un elevado contenido de antioxidantes y otros compuestos vegetales beneficiosos.

También te puede interesar:  Propiedades del tamarindo y sus características

Las frutas deshidratadas contienen elevadas cantidades de ácido fólico o vitamina B9, necesaria en la creación de células nuevas y que es fundamental durante el embarazo para prevenir defectos en el feto.

Las ciruelas pasan aportan por cada 100 g:

100g ciruelas

100g de bananas deshidratadas aportan:

100g banana

Beneficios de las frutas deshidratadas

Antioxidantes

Las frutas deshidratadas son ricas en antioxidantes que previenen la degeneración celular producida por los radicales libres. Los antioxidantes de las frutas se encontrarán en mayor concentración por lo que el beneficio será mayor.

El bajo consumo de frutas y verduras está provocando un incremento en las muertes debido al cáncer. Esto según un estudio de la OMS publicado en el año 2’000. Según dicho estudio, el consumo de 400 g de frutas y verduras reduce el riesgo de padecer:

  • Cáncer de colon.
  • Cáncer de esófago.
  • Cáncer de estómago.
  • Cáncer de pulmón.
  • Cáncer oral.

Los principales factores de riesgo para el cáncer: EL estrés oxidativo y la inflamación crónica pueden reducirse mediante el consumo de fruta deshidratada.

Esto se debe al elevado contenido de sustancias antioxidantes de estas frutas como polifenoles, minerales y vitaminas que le aportan propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Existen compuestos bioactivos presentes en la fruta deshidratada como antocianinas, catequinas, acetogeninas, ácidos fenólicos y otras sustancias que contribuyen a la prevención química del cáncer.

Prevención de enfermedades cardiacas

El consumo regular de frutas previene el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares gracias a varios mecanismos como:

  • Antioxidantes.
  • El efecto cardioprotector de minerales y vitaminas.

El elevado contenido de potasio de las frutas deshidratadas ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas al regular la tensión arterial.

El consumo de pasas elimina el colesterol malo y eleva el colesterol bueno y reduce la inflamación.

Fibra

Las frutas deshidratadas son una gran fuente de fibra esencial para la salud. La fibra de estas frutas es una fibra no digerible que estimula el movimiento intestinal previniendo el estreñimiento, reduciendo  los niveles de colesterol, estimulan la microflora del colon, reduce la glucosa y la insulina.

Esta fibra también reduce el apetito, por lo que contribuye a perder peso.

También te puede interesar:  ¿Es bueno comer mani?

Aptas para personas que padecen de diabetes

A pesar de ser dulces, pueden ser consumidas por personas diabéticas, esto se debe a su elevado contenido de fibras y de antioxidantes polifenoles.

Las frutas deshidratadas poseen un índice glucémico entre bajo y medio. EL índice glucémico indica la rapidez con que un alimento da picos en los niveles de glucosa luego de una comida. Un índice bajo está asociado a beneficios saludables.

El consumo de frutas deshidratadas reduce los niveles de azúcar en la sangre y contribuye a prevenir la diabetes.

Protegen los huesos

Algunas frutas secas como las ciruelas pasas contribuyen a reducir la perdida de huesos ocasionadas por enfermedades como la osteoporosis.

En estudios en animales y humanos se ha comprobado que el consumo de ciruelas previene la perdida de hueso y la revierte.

Las frutas también contienen elevadas cantidades de nutrientes involucrados o relacionados con los huesos como el calcio, boro, vitamina K y magnesio.

Para el embarazo

Las mujeres que se encuentran embarazadas requieren de nutrientes extras para mantener el desarrollo saludable de su bebé.

Es por ello que el consumo regular de frutas deshidratadas es una gran manera de contribuir a mantener una elevada concentración de nutrientes para cubrir todas las necesidades básicas de su organismo y el de su bebé.

Según algunos estudios, el consumo de 6 dátiles diarios reduce la necesidad de estimular el parto y facilita la dilatación del cérvix, una etapa muy difícil en el parto.

Efectos secundarios de las frutas secas

Las frutas deshidratadas contienen elevadas cantidades de azúcar para su tamaño. Por lo que se deben consumir en cantidades moderadas para evitar consumir un exceso de calorías.

La fructosa no es mala, pero en exceso puede provocar sobrepeso.

La fruta deshidratada es muy pequeña, por lo que es fácil consumirlas en grandes cantidades.

Algunas frutas contienen sulfitos, estas sustancias provocan reacciones alérgicas. Compra frutas deshidratadas sin colores. La fruta seca natural luce poco apetitosa, pero es más sana que aquella que tiene color.

[yasr_overall_rating]