Beneficios de la Lecitina de Soya Granulada

La leticina de soya es un suplemento nutritivo natural proveniente de la soya. La soya es una planta leguminosa utilizada en los cultivos como “cultivo de rotación” pues facilita la fijación del nitrógeno al suelo cuando estos se han agotado debido a su uso intensivo.

Beneficios de la lecitina de soya granulada

La lecitina de soya cuenta con muchas propiedades que favorecen el funcionamiento adecuado y la salud de nuestro organismo, por lo que es un complemento nutritivo excepcional que debemos incluir en nuestra dieta diaria. Entre sus beneficios se cuentan:

No aporta calorías: Consumir leticina de soya no aporta ninguna caloría a nuestra dieta.

Suministra ácidos grasos esenciales que favorecen el funcionamiento adecuado de nuestro organismo y la eliminación del colesterol LDL, evitando su formación y posterior adhesión a nuestros vasos capilares. Según estudios, tomar leche de soya y sus derivados una vez al día, reduce los niveles de colesterol LDL hasta un 10% y sube los niveles de colesterol bueno o HDL en 9%.

Beneficios de la Lecitina de Soya Granulada

Debido a estas características la leticina de soya es ideal para aquellos que siguen una dieta para adelgazar, ya que favorece la pérdida de las grasas que consumimos a diario, facilita su digestión y proceso de metabolización. Esto también facilita el trabajo del hígado, dejando capacidad disponible para metabolizar sustancias beneficiosas para el organismo, como lo son las vitaminas y minerales.

La leticina de soya favorece la absorción de vitaminas A y D, lo que ayuda a la salud visual y a la fijación de calcio en los huesos, previniendo la osteoporosis y las cataratas.

Los fitoestrógenos presentes en la leticina de soya previenen el crecimiento de tumores, protegiendo al consumidor de padecer cáncer de mama o próstata y enfermedades coronarias. Los fitoestrógenos también ayudan a prevenir y aliviar los sofocos causados por la menopausia.

Mejora la concentración: Contiene un 8% de ácido alfalinoleico, el cual es crucial para el funcionamiento y desarrollo de las células cerebrales. Esto hace de la soya tu mejor amiga en las épocas de mayor exigencia académica y laboral, pues aumenta tus niveles de concentración, te hace más resistente ante la fatiga y mejora tu memoria.

Fuente de proteínas: La soya es rica en proteínas. Contiene el doble que la carne y el triple que los huevos. Estas proteínas contienen aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento de las células del cuerpo.

Mejora la apariencia y salud de la piel: La soya contiene antioxidantes en forma de vitamina E, la gran aliada de la piel, la cual la protege contra las agresiones del medio ambiente y contra el proceso de envejecimiento natural.

Es rica en vitaminas, minerales y 8 aminoácidos esenciales que el organismo no sintetiza y que debe tomar de los alimentos para ayudar al adecuado funcionamiento del organismo.

Advertencias sobre el consumo de soya

Hoy en día existen muchos estudios que advierten de los efectos negativos del consumo de soya, estos estudios están basados en sus efectos sobre animales, los cuales tienen organismos muy diferentes a los nuestros y no metabolizan igual los componentes de la soya.

Otro detalle importante es las cantidades y los tipos de soya que se le facilita a los sujetos de los estudios. Normalmente sólo se les ofrece proteína de soya o isoflavonas, quienes por si solas no ofrecen los beneficios de la soya. Por lo tanto estos estudios carecen de validez y sólo debemos cuidar que al consumir productos de soya estos contengan leticina de soya y no solo la proteína.

La soya esta contraindicada para personas que sufran de hipotiroidismo. Las personas que consuman soya de forma regular deben evaluar su consumo de yodo y aumentarlo de ser necesario, pues el consumo prolongado de soya puede afectar a la tiroides.

Al consumir alimentos a base de soya como el tofu, la carne o la leche debemos vigilar que no contengan hexanos, un subproducto de su fabricación industrial, no están demostrados sus efectos negativos, pero es mejor prevenir que curar.

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Comentarios

Comentarios