Saltar al contenido

¿Para que sirve la planta de menta?

beneficios de la menta

beneficios de la menta

La menta es una planta herbácea perenne conocida como Mentha y que pertenece a la familia de las Lamiaceae. Podemos encontrar diferentes especies e híbridos de la menta, tales como la hierbabuena o la menta poleo.

Los beneficios de la menta son muy apreciados, ello, junto a su delicioso sabor la hacen una de las hierbas más apreciadas y distribuidas por el mundo.

Tiene usos en gastronomía y en la medicina y de distribuye alrededor del mundo en climas templados y cálidos.

La menta es una planta que puede alcanzar una altura de 120 centímetros. Se reproduce por rizomas subterráneos que provocan la invasión de los terrenos cercanos por lo que no es recomendable sembrarla junto a otras plantas.

Componentes de la menta

La menta contiene muchas sustancias que le brindan sus propiedades y beneficios conocidos:

  • Ácidos: acético, rosmarínico, isovalérico, citronélico, benzoico,  geránico, cafeico, isobutírico, clorogénico y p-coumarico.
  • Aceite esencial: Mentol, anetol, carvacrol, vaillinina y eugenol.
  • Terpenos.
  • Taninos
  • Betacarotenos
  • Flavonoides.
  • Fibra
  • Vitaminas: B3, B2 y B1
  • Minerales: Aluminio, cromo, calcio, cobalto, hierro, fósforo, magnesio, potasio, manganeso, selenio, sodio, silicio y zinc.

Beneficios de la menta

Debido a su contenido rico en vitaminas del complejo B, minerales, taninos y flavonoides la menta cuenta con los siguientes beneficios:

Para el sistema digestivo

La menta es digestiva, evita las flatulencias y alivia la indigestión. Gracias a su contenido en ácidos la menta es antiespasmódica y anti vomitiva. No deben superarse las dosis ni prolongar su uso ya que puede llevar a irritaciones estomacales.

Es ideal para tratar problemas como halitosis, enfermedades intestinales, colitis y la enfermedad de Crohn.

Para el hígado

Estimula la secreción de bilis del hígado. En este caso la mejor menta para activar hígados perezosos es la menta poleo.

Para las mujeres

La menta relaja y reduce los espasmos ocasionados por el período menstrual.

En caso de gripes y enfermedades respiratorias

La menta es una planta con propiedades antivirales que favorecen:

  • La expulsión de las mucosidades de las vías respiratorias.
  • Controlar la tos seca y productiva debido a sus propiedades antitusígenas. En este caso la menta es muy recomendada en casos de asma, faringitis, bronquitis y neumonía.
También te puede interesar:  Propiedades de la centella asiática

Para mejorar la circulación

La menta cuenta con propiedades anticoagulantes que mejoran la circulación y tratan trastornos asociados a este problema como dolor de cabeza, pies fríos y hormigueos. También puede emplearse para tratar el mal de alturas.

Estimulante

Una infusión de menta cuenta con propiedades estimulantes suaves sin causar sobreexcitación nerviosa como el café o el té negro que llevan al insomnio o al nerviosismo.

Es recomendada para aquellas personas con altos niveles de estrés que necesitan rendir mucho en sus actividades.

Usos de la menta

La menta no es más que una hierba que pertenece a la familia de las labiadas. Su origen se encuentra en Asia Central y el Mediterráneo. Prefiere suelos poco húmedos y sombras medias. Se trata de una planta aromática con diversos usos. Se sabe que estimula los sentidos y mejora el humor como té contribuye a tratar los resfriados y a controlar el hipo.

Un uso común de la menta es el de refrescar la boca y combatir la halitosis o mal aliento.

El consumo de té de menta luego de una comida copiosa ayuda a mejorar la digestión. Sus aceites esenciales estimulan el flujo de la bilis, acelerando la digestión. También calma los músculos del sistema digestivo, aliviando dolores de estómago y calambres.

El té de menta también se emplea para aliviar los cólicos menstruales.

Se emplean tanto las hojas secas como frescas. Si se emplean secas se recomienda solo utilizar la tercera parte de la dosis de hojas frescas. Por ejemplo, una cucharada de  hojas secas equivale a tres de hojas frescas.

Se puede mezclar con naranja, hamamelis, vinagre de manzana y agua destilada para preparar una mezcla refrescante para el cutis.

La menta también sirve para preparar enjuagues bucales naturales. Simplemente se preparar una infusión muy cargada y sin azúcar de menta y se emplea para enjuagar la boca luego del cepillado.

Esta infusión cargada también se puede emplear para tratar quemaduras solares.

El aceite esencial se puede emplear para aliviar la congestión nasal, simplemente se deja hervir en agua para que el vapor pueda ser aspirado.

También te puede interesar:  Beneficios de la canela

El té de menta permite combatir el insomnio, se recomienda consumirlo antes de dormir.

Para uso externo

La menta puede ser aplicada de forma externa a través de preparados y tónicos para tratar:

  • Reumatismo, dolores musculares y dolor de cabeza ya que cuenta con propiedades analgésicas que rivalizan con las de la aspirina.
  • Problemas de la piel debido a sus propiedades antisépticas.
  • Para las heridas, se puede lavar una herida con infusión de menta o aceite de menta diluido.
  • Comezón, la menta alivia el prurito ocasionado por la urticaria. Esto hace de la menta un gran aliado en caso de picaduras de insectos, ya que alivia la inflamación y la comezón ocasionada por su picadura.
  • Para lavar los genitales.
  • Para las hemorroides debido a sus propiedades antiinflamatorias y astringentes.
  • Para el dolor de garganta.

Contraindicaciones de la menta

Esta hierba aromática tiene múltiples usos y beneficios, sin embargo, presenta diversas contraindicaciones de la menta. No se recomienda que el té de menta sea consumido pro personas que sufren de agruras o de acidez, esto se debe a que relaja los músculos del estómago y el esófago facilitando el paso del ácido hacia el esófago provocando el ardor.

Las mujeres embarazadas no deben consumir té de menta, este puede relajar los músculos del útero y provocar un aborto. Tampoco deben de realizar inhalaciones del aceite esencial de menta pues este tiene los mismos efectos que la infusión.

Si estas consumiendo medicamentos es necesario consultar al doctor para conocer si puede hacer interferencia con los principios activos del medicamento.

En algunas personas puede provocar desde nerviosismo hasta insomnio.

El aceite esencial de menta puede ser irritante, por lo que no debe ser consumido vía interna sino externa y diluido en agua.

Para las personas con pieles sensibles, incluso el aceite diluido puede provocar ampollas, quemaduras y vesículas en la piel.

En niños menores de 2 años puede provocar la muerte o asfixia si es consumido en infusiones o aplicado en cremas o en aceites, esto debido a su acción hipotensora, antiséptica y depresora cardíaca.