Beneficios del nabo

Perteneciente a la familia de las crucíferas, el nabo (Brassica rapa var.rapa)  es hermano de los berros, el brócoli, el repollo, la coliflor, los rábanos y las coles, lo que significa que puedes encontrarlo representado por más de 3000 especies o variedades diferentes.

Podemos disfrutar de los beneficios del nabo en cualquier época del año, sin embargo, es en otoño cuando se encuentra en mayores cantidades en supermercados y mercadillos ya que, es su época de cosecha y por ende, podemos encontrarlo a menores precios y con mayores propiedades.

beneficios del nabo

Propiedades nutricionales del nabo

Consumir 100 g de nabo nos aporta:

100 gramos nabo

Beneficios del nabo

Nutritivo

El nabo contiene una elevada cantidad de antioxidantes y una proporción alta de minerales y vitaminas, así como un muy bajo aporte calórico y de hidratos de carbono. Esto lo convierte en la hortaliza ideal para perder peso.

Digestiva

Mejora el tránsito intestinal en los casos de estreñimiento ocasional provocado por estrés o bajo consumo de líquidos. Esto se debe a su contenido de agua y fibra.

Diurética

Contiene potasio, mineral con conocidas propiedades diuréticas que nos permite depurar el organismo al eliminar toxinas y reducir la retención de líquidos.

Es recomendado para la obesidad, la gota, hipertensión, varices, edemas y enfermedades reumáticas.

Contiene glusinolatos

Estas sustancias son poderosos antioxidantes y anticancerígenos. Los nabos contienen estas sustancias en mayor medida que otras hortalizas de su familia por lo que es imprescindible para las dietas contra el cáncer.

Para aprovechar estas sustancias se recomienda consumir el nabo crudo rallado en ensaladas.

Previene los siguientes tipos de cáncer:

  • Cáncer de mama
  • Cáncer de pulmón.
  • Cáncer de colon.
  • Cáncer de recto.
  • Cáncer de próstata.

Antioxidante

El nabo contiene antioxidantes que estimulan el sistema inmune, previene enfermedades regenerativas, protege las células de los agentes externos y restituye el colágeno perdido con la edad así como incrementa la fijación de calcio en los huesos.

Infecciones respiratorias

El consumo de nabos durante infecciones respiratorias ayuda a tratar la congestión de los pulmones, incrementa la producción de sudor (para tratar la fiebre) y además, combate las infecciones debido a su alto contenido en vitamina C.

Para tratar la congestión se recomienda preparar jarabe de nabo mezclando miel y nabo rallado y dejándolo macerar toda la noche en el interior de un nabo hueco.

Para perder peso

Si sufres de obesidad o diabetes, el nabo es una hortaliza my recomendable pues posee pocas calorías e hidratos de carbono.

Contiene fibra y fitoquímicos antioxidantes y diuréticos que nos ayudan a perder peso y a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares al regular los niveles de homocisteína.

Los nabos son un excelente sustituto de la patata si deseas perder peso.

Para la piel y el cabello

Mantienen la belleza de la piel, las uñas y el cabello pues mejora la circulación y los protege de los radicales libres.

Leave a Reply