Beneficios de la natacion (nadar)

Los niños desean ser como los delfines en el agua y los adultos buscan acondicionamiento, apariencia y salud. Los beneficios de la natación no se limitan a estas cosas, pero es importante que sepamos que este deporte no solo es importante para tener buena salud, sino también para aquellos que desean mantenerse en buena forma.

Bueno, si tú ya practicas este deporte y no sabes cuales son los beneficios de la natación, o tienes dudas en escoger la actividad ideal para ti, entonces vamos a conocer un poco más sobre este deporte que refresca y evita las molestias del sudor y las temperaturas extremas.

Cada vez son más los empleados que buscan en la natación un momento para relajarse, o bien la oportunidad de ejercitarse para bajar de peso ya que esta actividad conlleva un gasto calórico mayor que el de caminar por unidad de tiempo y, además, se mueven más grupos musculares, generando mucho gasto de energía.

“Las personas que practican natación al mediodía nos dicen que después de nadar les alcanza un almuerzo liviano para seguir trabajando a la tarde. Para otros, el horario ideal es después de trabajar y antes de ir a casa, ya que si entran en su hogar, les cuesta mucho salir de nuevo. Esto les permite llegar a su casa de buen humor, sin las preocupaciones del trabajo.  Después de nadar salís renovado”, asegura Alejandro Legasa, rector del Instituto de Natación y Deportes de Buenos Aires.

 Según la Organización Mundial de la Salud se considera que el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, así como la eficacia de las entidades para las que trabajan. Destinar un 70% del horario de almuerzo al deporte y el 30% para ingerir alimentos favorece la salud mental y física de cualquier individuo, aumentando la concentración, productividad y buen humor.

1. Longevidad

Investigadores de la universidad de carolina del sur, hicieron pruebas durante 30 años con hombres de entre 20 y 90 años, y pudieron descubrir que aquellos que practicaban natación contaban con tasa de mortalidad 50% inferior a los comparados con las demás personas físicamente activas o aquellas que mantenían un estilo de vida sedentario. Vale resaltar que investigaciones similares fueron realizadas con mujeres y los resultados fueron semejantes. ¿Por qué no asegurar más años de vida dando brazadas en la piscina?

2. No hay impacto

Es común escuchar a personas decir que sienten malestar al inicio de la práctica de los ejercicios físicos. La natación se diferencia porque ofrece algo que ningún otro ejercicio aeróbico ofrece: ofrece la posibilidad de trabajar todo el cuerpo sin ningún impacto severo en el sistema esquelético, reduciendo así el dolor durante la fase de adaptación.

Esto ocurre porque cuando estas bajo el agua, tu cuerpo automáticamente se vuelve mas liviano. Si mantienes tu cuerpo bajo el agua hasta la cintura, tu cuerpo permanecerá en un 50% del peso. Y si te sumerges un poco más hasta la altura del pecho, el peso se puede reducir al 25 o 35% del peso total y mantener todo el cuerpo bajo el agua hasta la altura del cuello, el peso es equivalente solo al 10%.

Estos beneficios que la natación proporciona son ideales para trabajar los músculos rígidos y dolores en las articulaciones, especialmente para las personas que trabajan con limitaciones físicas y de sobrepeso.

natacion infografia

3. Artritis

La natación es muy recomendada para personas que sufren de artritis: Los estiramientos hechos en la piscina pueden fortalecer los músculos y además ayuda significativamente como entrenamiento aeróbico. Lo ideal para las personas que sufren de artritis es una piscina climatizada, ya que el agua caliente ayuda a aflojar las articulaciones rígidas. La verdad es que las personas con artritis reumatoide pueden disfrutar de los beneficios de la natación, incluso más que las demás personas, principalmente si se combina con la hidroterapia. Las brazadas en la piscina incluso pueden reducir los dolores de osteoartritis.

4. Fuerza y tono muscular

Nada es una gran manera de aumentar el tono muscular y la fuerza, especialmente en comparación con otros ejercicios aeróbicos. Cuando un atleta corre en una pista, el se mueve a través del aire, en cuanto a un nadador, enfrenta a la resistencia de agua, que tiene una densidad del 12% mayor que el aire.

Sabemos que la mejor manera de ganar fuerza y tono es a través de la resistencia, y aquí ya tenemos un punto a favor de la natación.

Esta resistencia no se limita solo a los músculos, ya que estudios han demostrado que la natación también puede contribuir a la mejor de la resistencia ósea, especialmente cuando se refiere a las mujeres en fase posmenopáusica.

5. Trabaja todo el cuero y se hace más flexible

A diferencia de las máquinas para hacer ejercicio en los gimnasios, las cuales tienen a aislar los ejercidos a una parte del cuerpo a la vez, la natación desafía todo el cuerpo simultáneamente a través de una amplia gama de movimientos que ayudan a las articulaciones y ligamentos a volverse más flexibles. Mover los brazos, piernas, cabeza y toda la extensión del cuerpo proporciona que estires mejor tu cuerpo en el agua.
Para mayores beneficios en la natación, te recomendamos suaves estiramientos antes y después de los entrenamientos para no sufrir un desgarro.

6. Mejor salud de corazón

No crea que la natación solo tonifica los músculos del pectoral, tríceps y cuádriceps, ya que una de los mayores beneficios de la natación es para el corazón. Como la natación es una opción de ejercicio aeróbico, este sirve para fortalecer el corazón, no solo ayudando a hacerse más grande, sino también ayudando a un mejor bombeo, proporcionando un mejor flujo de sangre por todo el cuerpo.

La natación incluso es ideal para combatir inflamaciones en todo el organismo, reduciendo así las consecuencias causadas por las enfermedades cardiacas. Se recomienda por lo menos 30 minutos de natación al día, esa es una buena iniciativa para mantener la presión arterial controlada y también reducir de 30 a 40% la posibilidad de aparición de enfermedades coronarias en mujeres.

beneficios de nadar

7. Control de peso y quema calorías

Muchas personas piensan que como el agua es normalmente más fría que la temperatura de nuestros cuerpos, es un problema para perder peso en entrenamientos dentro de la piscina, pero es necesario que esos puntos de vista se revisen. Actualmente, la natación es reconocida como una de los mayores quemadores de calorías, lo que puede ser una excelente alternativa para aquellos que desean mantener el peso bajo control.

La cantidad de calorías quemadas depende no solo de la intensidad en que te ejercites, sino en tu propia fisiología. De modo general, se dice que de cada 10 minutos de natación, nadando de pecho, puedes quemas hasta 60 calorías, mientras que nadar de espaldas hasta 80 calorías.

Pero si tú eres un nadador avanzado, haciendo el estilo mariposa puede quemar nada menos que 150 calorías. Los rangos y estructuración con disparos de diferentes intensidades pueden favorecer su recuperación y permitir una mejor resistencia.

8. No más alergias

Uno de los beneficios de la natación es que proporciona que te ejercites en el aire húmedo, lo que puede ayudar a reducir síntomas de asma y alergias. Un grupo de niños fueron observados durante un programa de natación durante seis semanas y fue posible notar mejoras en la severidad de los síntomas de alergias, respiración bucal y hasta ronquidos.

Los ejercicios en la piscina pueden ayudar en el aumento del volumen del pulmón e incluso aprender técnicas de respiración adecuadas. Los beneficios de la natación puede ser aún mejores después del primer año de práctica regular.

9. Control de colesterol

El poder aeróbico de la natación contribuye para el equilibro de los niveles de colesterol HDL y LDL. Se dice que para cada 1% de aumento del nivel de colesterol “bueno” (HDL), el riesgo de muerto por enfermedad cardiaca cae a 3,5%.

Estudios demostraron que la natación también puede beneficiar a la salud de su endotelio. Ahora seguramente te estas preguntando qué es eso, verdad? Endotelio es nada más que la capa delgada de las células que recubren las arterias, y tiene a perder la flexibilidad de acuerdo con el avance de la edad.

Fue comprobado que personas de 60 años que hacen ejercicios de natación regularmente tienen función endotelial similar a la de las personas de 30 a 40 años más joven, porque la natación hace que las arterias se expandan y se contraigan de forma más eficiente.

10. Diabetes

Fue comprobado que es posible reducir en hasta 6% el riesgo de diabetes cada 500 calorías quemadas por semana con la natación. Se recomiendo un mínimo de 30 minutos de natación, 3 veces por semana, así de este modo quemarás una media de 900 calorías, reduciendo así el riesgo de diabetes tipo 2 en por lo menos 10%.

La natación con una alta intensidad, 1 veces por semana, puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en hasta 16%. La práctica regular de natación puede ayudar significativamente en el control glicémico, principalmente para los diabéticos que practicaban al menos 150 minutos por semana, así ayudando al cuerpo a lidiar con la sensibilidad a la insulina, siendo válido tanto para la diabetes tipo 1, en cuanto para la tipo 2.

11. Sin estrés

Ser prominente entre el ejercicio aeróbico, los beneficios de la natación se extienden al factor psicológico también. Mediante el cumplimiento de los ejercicios y reconocer su capacidad de recuperación, motiva a la persona a permanecer determinado y emocionado de seguir adelante. Niveles de endorfinas tienden a ser mayores con los golpes, por lo que abusar de la hormona de la felicidad y ser feliz con el apoyo de la natación a una mejor salud y condición física.

Siento prominente entre los ejercicios aeróbicos, los beneficios de la natación se extienden también al factor psicológico. Al cumplir los ejercicios y reconocer su capacidad de recuperación, la persona se motiva para mantenerse determinado y animado para seguir adelante.

Los niveles de endorfina tienen a permanecer más elevados con las brazadas, por eso, abusa de la hormona de la felicidad y sea feliz con el apoyo de la natación para una mejor salud y buena forma.

12. Autoestima

Los beneficios de la natación pueden desencadenar muchos otros, entre esos, el buen estar es uno de los propósitos que favorecen a las personas que se mantiene activas y practicando el nado regularmente. Quien no se siente bien y segura con una buena forma y mejor calidad de vida? El hecho de sentirse bien puede ser evidente en el comportamiento y la vida social de aquellos que consiguen obtener el máximo de los beneficios durante toda la vida.

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Comentarios

Comentarios