Interesantísimo . Fui diagnosticada con Pre-diabetes hace un año, sentía que después de almorzar o consumir alimentos entraba en un sueño pesado que muchas veces me impedía manejar muchas veces durante el día, me dormía en el escritorio, no podía concentrar, afectó mi vida social porque con solo una copa de vino me dormía, no podía manejar, en resumen, me paralizaba. No podía entender porque me pasaba esto. Mi hermana leyó un artículo sobre el Cundeamor y me dijo, Lydia compra las pastillas de Cundeamor y después de un tiempo decidí comprarlas y comencé a consumirlas.
Para mi sorpresa, no he terminado el primer frasco y ya he comenzado a ver resultados. Los sueños han desaparecido, ya puedo conducir si luchar con el sueño, estoy más alerta y he observado que también me está limpiando la piel.
Durante muchos años , he estado combatiendo un hongo en las uñas del pie derecho que se me ha regado a la parte superior del pie, horrible. La única alternativa que me ofrece la medicina tradicional es unas pastillas que pueden afectar el hígado, nunca las he querido tomar. Hoy noto que la mancha del hongo ha comenzado a desvanecerse.

Estoy asombrada y maravillada, no puedo creer que una planta que crece silvestre, que conozco desde niña, que he consumido su fruto, sea el remedio a mi condición.
Estoy tomando las pastillas y voy a hacer las infusiones para poner los pies en agua de cundeamor en las noches y para la pedicura.

Nos olvidamos que Dios creó una Naturaleza perfecta.