Saltar al contenido

¿Para qué sirve la hoja de encina?

Para que sirve la hoja de encina
¿Para qué sirve la hoja de encina?
5 (100%) 1 vote

La encina es una planta con diversos usos. Se cultiva por sus bellotas y su madera resistente. Las hojas son ricas en taninos, por lo que son útiles para acelerar la cicatrización de heridas, combatir los problemas digestivos y aliviar las úlceras estomacales, además de otras propiedades y usos que conoceremos a continuación.

Vea también: Beneficios de la hoja de guanábana

¿Qué es?

Su nombre científico es Quercus ilex y es un árbol que pertenece a la familia de las fagáceas. Se le conoce también como carrasca o chaparro. Es un árbol perennifolio nativo del Mediterráneo. Su tamaño puede ser de talla media, por lo que puede crecer como un arbusto dependiendo de las condiciones del terreno y el ambiente.

Entre las características de la encina tenemos:

  • Es un árbol de talla media y baja, puede alcanzar entre 16 y 25 m de alto.
  • Su copa empieza siendo ovalada y se va ensanchando hasta adoptar una forma redondeada.
  • Las hojas son perennes y permanecen en el árbol entre dos y cuatro años. Son de color verde oscuro en el haz y más claras en la parte inferior.
  • La corteza es lisa y de color verde grisáceo en los tallos; se oscurece a medida que crecen y a los 20 años se agrieta en todas direcciones, dando lugar a un tronco casi negro.
  • Sus flores masculinas se agrupan en ramilletes de color amarillento, luego anaranjado y luego de color pardo.
  • Las flores femeninas nacen en grupos de dos, son de color rojo y al madurar toman un color anaranjado amarillento.
  • Florece entre los meses de marzo y mayo cuando la temperatura alcanza los 20ºC.
  • Se distribuye naturalmente en todos los países que rodean el Mediterráneo.

Composición química

Las hojas de encina contienen:

  • Aceite esencial rico en monoterpenos: Alfa-pineno, sabineno, betapineno, mirceno.
  • Taninos.
  • Minerales: Calcio, magnesio, potasio, fósforo, zinc, manganeso, cobre y sodio.

¿Para qué sirve?

La encina se cultiva por sus frutos, las bellotas. Estas semillas, de color marrón oscuro al estar maduras, empiezan a ser producidas a los 15 o 20 años de edad del árbol y son utilizadas como alimento para los cerdos destinados al jamón. Estas bellotas también pueden ser consumidas por el ser humano ya sea en su estado natural, tostadas o molidas como harina para fabricar pan.

La madera de la encina es muy resistente y se emplea para fabricar piezas que deben soportar rozamiento extremo, para ser utilizada como leña o para fabricar carbón vegetal.

Las hojas, sin embargo, cuentan con propiedades y usos medicinales diversos:

Como antiséptico

Tanto la corteza como las hojas son ricas en taninos. Ambas se mezclan y trituran junto a las bellotas para preparar un cocimiento astringente muy útil para desinfectar heridas.

En los taninos de la encina destaca el ácido cuercetánico. Los taninos cumplen una función cicatrizante al acelerar la formación de costras y hemostática al detener el sangrado por constricción de los vasos sanguíneos. También crean un medio seco que impide el desarrollo de bacterias

Para la diarrea

En su uso interno los taninos pueden bloquear las secreciones intestinales, resecándolas y deteniendo la diarrea. Pueden alterar también el equilibrio fisicoquímico de la flora intestinal.

Para la piel

En su uso externo resultan útiles para cuidar la piel. Combaten los granos, espinillas y regulan la secreción de grasa en las pieles que la secretan en abundancia.

Es muy útil para detener el sangrado causado por la gingivitis o después de una extracción de muelas.

Para afecciones vaginales

En lavados puede aliviar la inflamación del útero y puede detener sangrados fuera de los días de la menstruación.

¿Cómo se prepara?

Es más común encontrar el uso de la corteza molida que de las hojas, pues en ella se encuentra una concentración mayor de taninos.

Para el uso interno debes preparar una decocción de 50 g de corteza seca por litro de agua. Se debe tomar una cucharada de esta decocción antes de dormir durante una semana. Puedes endulzar con miel.

Si deseas una infusión menos potente, puedes preparar una infusión con media cucharadita de hojas secas por taza de agua. Consume tres tazas al día entre las comidas principales.

Puedes tratar eccemas, faringitis, anginas, hemorroides, problemas vaginales y sangrado nasal con lavados externos. Para prepararlos solo debes realizar una decocción de 4 cucharadas de corteza seca por litro de agua.

Para el eccema: Debes aplicar la decocción con compresas en la zona afectada.

Para la angina y faringitis: Se deben realizar gargarismos con la decocción.  Es importante evitar tragar la bebida porque es altamente tóxica. 

Para las hemorroides: Realizar baños de asiento durante unos minutos con la decocción.

Sangre por la nariz: Pueden realizarse lavados con la decocción sin aspirar el líquido. También se puede machacar la corteza y aplicar el polvo en el interior de la nariz.

Para la metrorragia y la metritis: Se recomienda aplicar irrigaciones vaginales con la decocción anterior. En caso de picor vaginal se debe acompañar los lavados vaginales con la aplicación de compresas humedecidas en la decocción.

Para los sabañones: La decocción puede desinflamar y disminuir el picor de los sabañones. Para ello debes preparar una decocción de 200 g de corteza seca por 4 litros de agua y dejar hervir 15 minutos. Cuando el agua se encuentre tibia realizar baños de manos o pies.

Contraindicaciones y precauciones

  • Los preparados para uso interno de esta planta pueden ser tóxicos. Por esta razón solo deben tomarse bajo la supervisión de un médico calificado y conocedor de los remedios naturales.
  • No debe ser consumido por mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Fuente:

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Quercus_ilex
(2) https://www.botanical-online.com/medicinalsencina.htm
(3) https://www.sonremedioscaseros.com/encina/