Saltar al contenido

¿Para que sirve la sal inglesa?

sal inglesa para adelgazar
¿Para que sirve la sal inglesa?
4 (80%) 4 votes

La sal inglesa es también conocida como sal de Epsom, también como sal de higuera. Tiene notables beneficios medicinales, cosméticos e incluso para la jardinería. Algunas personas afirman que incluso sirve para adelgazar, pues es un gran laxante y contribuye a una adecuada circulación de la sangre.

¿Qué es?

Se le conoce como sulfato de magnesio o sal de Epsom. Es un compuesto químico basado en magnesio hidratado. Para preparaciones medicinales se utiliza como una solución acuosa y para usos cosméticos se emplean como gránulos.

Suele elaborarse a partir de magnesio y ácido sulfúrico. En la antigüedad era preparada cociendo agua marina o aguas minerales, posteriores se obtuvo de un material conocido como epsomita.

¿Para qué sirve?

Tiene numerosos usos:

Para adelgazar

Tiene propiedades que fomentan el funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea estimulando además la eliminación de toxinas y metales pesados. Esto contribuye a un mejor funcionamiento del hígado y del metabolismo de nuestro organismo ayudándote así a quemar grasa.

También mejora la capacidad del cuerpo para producir insulina, mejorando así el procesamiento de la glucosa en el organismo.

Se utiliza en caso de estreñimiento, siempre que no se padezcan de enfermedades crónicas del sistema digestivo. Al estimular el movimiento intestinal evitará que las grasas y toxinas sean absorbidas. También previene la inflamación abdominal y la acumulación de líquidos en nuestro organismo, situaciones que nos pueden desmotivar si estamos buscando perder peso.

También te puede interesar:  Como bajar la barriga en una semana

para que sirve la sal inglesa

Para los nervios

Mejora la funciona nerviosa en nuestro organismo. También incrementa los niveles de serotonina en el cuerpo combatiendo la ansiedad y el estrés mejorando el estado de ánimo, el sueño y la concentración.

Para el olor de los pies

Si padeces de mal olor en los pies puedes sumergirlos diariamente en baños de pies hasta que mejoren el olor. Puedes colocar sal inglesa en los zapatos cuando no los utilices.

Para el pelo graso

Puedes agregar media cucharadita de sal inglesa en el shampoo. Solo debes utilizarlo de forma usual para disminuir la grasa.

Retira las astillas

Puedes remojar la extremidad afectada para sacar fácilmente las astillas porque incrementa la presión osmótica en la piel.

Como exfoliante

Solo debes mezclar la sal inglesa con tu jabón en gel o con aceite de oliva y frotar en círculos la piel para eliminar asperezas y células muertas.

Aliviar el dolor

Puede aliviar el dolor muscular y el provocado por golpes, también puede reducir la inflamación. Se utiliza para aliviar el dolor provocado por la a artritis.

Para la inflamación y los moretones se recomienda aplicar una venda mojada con agua con sal inglesa.

Para dar volumen al cabello

Se debe calentar el acondicionador con una cucharada de sal inglesa. Solo debes aplicar sobre el cabello cuando la mezcla este fría, se deja actuar por 20 minutos y se enjuaga bien.

Como limpiador

Solo se debe mezclar sales de baño con el detergente para limpiar el sarro del baño o de las ollas llenas de grasa.

Para aliviar las quemaduras del sol

Prepara una mezcla de agua con sales y colócala en un atomizador. Rocía tu cuerpo en las áreas quemadas por el sol y deja que actúe por 20 minutos. Después date un baño como acostumbras. En pocos días notarás el alivio.

También te puede interesar:  Dieta para un deportista de alto rendimiento

Para el acné

Puede tratar las espinillas al limpiar el hígado y el colon. También puede aplicarse de forma tópica para disminuir la inflamación.

Usos de la sal inglesa

Tienen numerosos usos entre los que destacan:

Uso cosmético

Se puede agregar al baño, al acondicionador, a aceites y cremas para disfrutar de sus beneficios en la piel y en el cabello.

Para la agricultura y la jardinería

Enriquece el suelo de magnesio y además, brinda protección contra caracoles y babosas.

Uso médico

Se emplea en soluciones para tratar convulsiones, tratar arritmias cardiacas y reducir la presión arterial. Se recomienda como laxante a las mujeres embarazadas.

Se aplica en pomadas a heridas y en áreas doloridas. Se utiliza también en baños de flotabilidad para la relajación.

¿Cómo se toma?

Si estás estreñido puedes preparar una infusión con una taza de agua hirviendo y una cucharadita de sal inglesa. Deja enfriar y toma dos veces al día. No debes abusar porque puede intoxicarte. Se recomienda consumir en ayunas.

Debido a su sabor, puede consumirse con jugo de naranja. Al consumir así la sal inglesa podemos limpiar el colon y el tracto intestinal para facilitar la expulsión de los restos fecales.

¿Dónde la venden?

Se puede comprar en farmacias y herbolarios. También puedes comprarlas en tiendas online en cantidades hasta los 5 Kg.

Contraindicaciones

Su uso debe ser controlado y no se debe sobrepasar la dosis indicada. Puede provocar diarreas, nauseas, deshidratación y dolor abdominal. Una sobredosis puede provocar coma y ataques cardiacos.

No se recomienda su consumo interno si se padece de problemas digestivos.

No se debe aplicar en la piel recién afeitada.

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Sulfato_de_magnesio
(2) http://buenasiembra.blogspot.com/2013/04/las-saludables-propiedades-de-la-sal.html
(3) https://genial.guru/admiracion-curiosidades/12-usos-que-no-te-esperabas-de-la-sal-inglesa-461810/
(4) https://medicinanatural-alternativa.com/para-que-sirve-la-sal-inglesa/