Saltar al contenido

Propiedades del aceite de hígado de bacalao

propiedades-del-aceite-de-higado-de-bacalao

Se le conoce también como oleum morrhuae. Se trata del aceite extraído del hígado del bacalao del Atlántico o Gadus morhua. Se trata de un suplemento dietético, consumido por niños. Entre las propiedades del aceite de hígado de bacalao se tiene un aporte eficiente de ácidos grasos omega 3  (EPA y DHA), suele aliviar los dolores y la rigidez articular asociada a la artritis, tiene efectos positivos sobre la salud de los huesos, el corazón, el cerebro, piel, uñas y cabello.

Es una fuente de vitaminas y dependiendo de su calidad, el sabor y el aroma pueden variar de un sabor similar al de las sardinas hasta un sabor intenso a pescado podrido y aceite vencido. El aceite de más alta calidad es un líquido de color amarillo pálido un ligero olor y sabor a pescado.

Se comercializa con esencias cítricas o de menta para hacerlo más apetecible a los niños.

propiedades-del-aceite-de-higado-de-bacalao

¿Cómo se produce el aceite de hígado de bacalao?

Se obtiene al cocinar el hígado de bacalao al vapor para luego prensarlo con el fin de extraer el aceite.

Se recomienda consumir el aceite de hígado de pescado durante el otoño y el invierno. El cuerpo puede producir vitamina D al entrar en contacto con el sol, por lo que no se recomienda consumir el aceite de hígado de bacalao en primavera y verano para evitar una sobredosis, aunque esto dependerá de la exposición al sol.

Propiedades nutricionales del aceite del hígado de bacalao

100 g de aceite de hígado de bacalao aportan:

100-gramos-aceite-de-bacalao

Propiedades del aceite de hígado de bacalao

Anticancerígeno

En el año 2005 investigadores de la Universidad de California descubrieron que la vitamina D disminuye el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer. Es tal su capacidad que reduce a la mitad las probabilidades de padecer cáncer de pecho, colon y ovarios.

También te puede interesar:  Beneficios de la auyama

Para las mujeres embarazadas

Las mujeres embarazadas que consumen este aceite suelen tener bebés con un menor riesgo de padecer diabetes juvenil tipo 1. Esto se encuentra solo en mujeres que consumieron el aceite y no complejos multivitamínicos.

En mujeres lactantes el aceite mejora los niveles de ácidos grasos en la leche materna, lo que promueve el desarrollo cerebral optimo en los bebes e incrementa los niveles de vitamina A, sustancia que previene infecciones.

Este aceite no incrementa los niveles de vitamina D en la leche.

Se debe consumir el aceite de hígado de bacalao con precaución durante el embarazo, en dosis recomendadas por el médico.

Puede prevenir la depresión post-parto.

Importante fuente de vitaminas A y D y ácidos grasos esenciales

El aceite contiene elevadas cantidades de vitaminas A y D así como omega 3. Estas sustancias son esenciales para el organismo.

La deficiencia de omega 3 provoca enfermedades degenerativas. EL omega 3 es beneficioso para el cerebro, para las articulaciones y el sistema circulatorio.

La vitamina A es una sustancia imprescindible para la protección de la piel y de la vista. La vitamina D es necesaria para la salud del sistema óseo y del organismo en general.

El omega 3 ofrece los siguientes beneficios:

  • Mantiene el sistema nervioso en óptimas condiciones. Puede llegar a reducir el riesgo de padecer Alzheimer y los riesgos y los efectos secundarios de la demencia.
  • Mejora la visión.
  • Reduce los niveles de colesterol LDL y eleva el colesterol HDL o bueno.
  • Previene y llega a aliviar la depresión.
  • Favorece el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso de los recién nacidos y de bebés lactantes.
  • Mantiene saludable el sistema cardiovascular pues disminuye los niveles de los triglicéridos. Previene las enfermedades del corazón.
  • Alivia la inflamación en todo el cuerpo. Llega a reducir la artritis.
  • Mejora el nivel de concentración en actividades delicadas y comunes.
  • Fortalece el sistema inmune, proporcionando resistencia a las gripes, resfriados y catarros.

La vitamina A aporta los siguientes beneficios:

  • Mantiene la salud de las mucosas y de la piel.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Es necesaria para el crecimiento de los huesos.
  • Es necesaria para el recubrimiento del tracto digestivo, de esa forma previene gastritis y ulceras estomacales.
  • Necesaria para la salud de los testículos y el funcionamiento normal de los ovarios.
También te puede interesar:  Mejillones - propiedades y contraindicaciones

Previene

  • El consumo del aceite de hígado de bacalao previene:
  • La osteoporosis.
  • La depresión.
  • La esquizofrenia.
  • El raquitismo y los desórdenes de los huesos.
  • La diabetes.
  • Alivia la soriasis.
  • Depresión estacional o desorden afectivo estacional.
  • La debilidad muscular y los dolores musculares considerados como fibromialgia.

Según estudios realizados a 22 mil personas de más de 40 años las personas que consumen aceite de hígado de bacalao tenían una menor probabilidad de sufrir depresión que quienes no lo hacían. Según científicos de la Universidad Helse Bergen de Haukeland, en Noruega, una cucharada de este aceite puede reducir la depresión en un 30%.

Esto se debe a la vitamina D, quien regula una enzima denominada tirosina hidroxilasa la cual es necesaria para la producción de dopamina, noradrenalina y adrenalina. Un desequilibrio en estas sustancias ocasiona migraña, dolor en el organismo y depresión.

La absorción de vitamina D es mayor en el aceite debido a que su absorción se da en medios grasos.

Precauciones y efectos secundarios del consumo de aceite de hígado de bacalao

  • El consumo prolongado puede causar deficiencia de vitamina E.
  • Las dosis elevadas de vitamina D causa irregularidades en el ritmo cardiaco.
  • En elevadas cantidades, la vitamina A y D son toxicas.
  • El consumo de más de 3 g de aceite al día disminuye la capacidad de coagulación sangre.
  • Disminuye aún más la presión arterial en personas hipotensas.
  • El consumo continuo eleva los niveles de colesterol LDL.
  • Puede llegar a disminuir la capacidad del sistema inmune para funcionar con normalidad.
  • Puede producir hipervitaminosis.
  • Puede llegar a provocar indigestión, diarreas, acidez estomacal, nauseas, inapetencia y vómitos.

Se recomienda no consumir más de la dosis recomendada de 20 a 30 ml diarios. Consumir solo aquellos productos certificados como producidos con pescados no contaminados con mercurio.