Propiedades de la avena en hojuelas cruda

La avena es el cereal más completo que pueda existir. Nutritivo y energético, aporta gran cantidad de nutrientes, por lo que es recomendable consumirlo en el desayuno para evitar ansiedades en las horas de la tarde y mejorar nuestra salud.

Propiedades:

La avena cuenta con la siguiente composición:

  • Grasas insaturadas.
  • Ácido linoleico.
  • Carbohidratos de lenta absorción.
  • Ainoácidos esenciales: isoleucina, lisina, leucina, fenilalanina y metionina.
  • Fibra soluble.
  • 25% de proteínas.
  • Omega 6.
  • Vitaminas del complejo B, A, E y D.
  • Minerales: Calcio, hierro, yodo y zinc.
  • Betaglucanos.

Esta composición le da las múltiples propiedades que vamos a explicar:

Digestivas: Su alto contenido de fibras solubles favorecen el tránsito intestinal, lo que ayuda a evitar el molesto estreñimiento; también regulan los niveles de azúcar en la sangre y su absorción en los intestinos, por lo que es recomendable para los diabéticos.

Su contenido de leticina favorece las funciones depurativas del hígado, por lo que favorece la desintoxicación natural del organismo.

Los betaglucanos presentes en la avena en hojuelas absorben el colesterol y ácidos biliares del intestino para facilitar su eliminación de manera natural.

Anticancerígenas: La avena contiene gran cantidad de fitoquímicos, los cuales protegen el cuerpo de los radicales libres, previniendo su acción destructiva y degenerativa sobre las células.

Propiedades-de-la-avena-en-hojuelas

Saciantes: Las altas cantidades de fibra y proteína de la avena le brindan propiedades saciantes, las cuales impiden la sensación de hambre por un largo período de tiempo, esto nos permite si estamos buscando bajar de peso, evitar las pausas para meriendas poco saludables y el tener un hambre desmedida a la hora de la comida.

Preventivas: El consumo de avena previene la hipertensión y otras afecciones cardíacas y vasculares, ya que su contenido de omega 6 ayuda a reducir los niveles de colesterol malo o LDL.

Previene la desmineralización de los huesos, lo que nos protege de enfermedades como la osteoporosis. También previene el hipotiroidismo por sus altos contenidos de yodo, mineral necesario para el funcionamiento de la tiroides.

Favorece el desarrollo de la musculatura: Sus altos contenidos de proteínas, similares a los del huevo, la leche y carne, ayudan al desarrollo de nuevo tejido en el organismo.

Energizante: Su contenido de carbohidratos, proteínas y vitaminas son ideales para las personas que realizan mucho esfuerzo físico, quienes están sometidos a estrés o sufren de anemia por sus propiedades energizantes.

Fortalecimiento del sistema inmune: Los compuestos de la avena en hojuelas fortalecen nuestro sistema inmunológico y favorecen su adecuado funcionamiento.

Contraindicaciones de la avena:

Este cereal no tiene contraindicación alguna más que para las personas sensibles a sus componentes.

Otro punto a tomar en cuenta con las hojuelas de la avena es la famosa dieta del agua de avena, la cual consiste en dejar remojar las hojuelas en agua y tomar este líquido blancuzco por sus propiedades desintoxicantes para facilitar el bajar de peso. Esto es mentira, todas las propiedades de la avena quedan en la hojuela y no en el agua, lo que si pasa al agua es un compuesto dañino denominado ácido fítico, el cual es perjudicial y debe descartarse. Los expertos recomiendan remojar la avena para extraer este ácido antes de cocinarla, pero desaconsejan el beber esta agua.

Muchas personas sienten malestar al beber el agua de avena y lo atribuyen a sus propiedades de desintoxicación, nada más alejado de la realidad. Lo que sienten es el efecto del ácido fítico.

Leave a Reply