Propiedades de la berenjena

Fruto de una planta denominada Solanun melongena, una herbácea anual que pertenece a la familia de las Solanáceas. La berenjena se caracteriza por su escaso valor calórico y su riqueza en vitaminas y minerales.

Las propiedades de la berenjena deben disfrutarse inmediatamente tras su recolección y debe ser almacenada refrigerada para evitar la proliferación de manchas y que la pulpa adopte un sabor amargo poco agradable.

Existen en el mundo gran variedad de berenjenas, se distinguen por su color, forma y tamaño, pero todas se caracterizan por poseer carne de pulpa de textura esponjosa y semillas de color blanco.

propiedades-de-la-berenjena

La berenjena se cultiva en todas las zonas calidad del planeta, su cultivo se inició en India y fue introducía a Europa por los árabes y ya para el siglo XII se cultivaba en todos los países mediterráneos. La berenjena fue introducida al Nuevo Mundo y desde la Conquista es cultivada.

China e India gozan de ser los mayores productores mundiales, les sigue de cerca Japón, Italia, Grecia y España.

Muchas de las propiedades beneficiosas de la berenjena provienen de sus valores nutricionales.

Propiedades nutricionales de la berenjena

Cada 100 g de berenjena cocida que consumamos aportan:

100-gramos-berenjena

Las berenjenas tienen un alto poder energético y nutritivo a pesar de contener pocas calorías contiene ciertas cantidades de hidratos de carbono, pocas proteínas y ninguna cantidad de grasa.

Aportan mucha agua lo que ayuda a hidratar nuestro organismo, aportan ciertas cantidades de fibras y minerales necesarios para nuestro organismo.

Propiedades de las berenjenas

No debes dejarte engañar por el elevado contenido de agua de las berenjenas pues esta fruta oculta numerosos beneficios:

Antioxidante

Las berenjenas son ricas en flavonoides y compuestos fenólicos como el nasunin, el ácido cafeico y el ácido clorogénico, encontrados tanto en su cáscara como en la pulpa. Este tipo de antioxidantes protegen la función cardiovascular previniendo enfermedades asociadas a este sistema.

Estos antioxidantes también previenen enfermedades degenerativas.

Otros antioxidantes presentes en la berenjena son la vitamina E y las antocianinas, este último se encuentra en la piel de la berenjena y le otorga propiedades anticancerígenas y de prevención ante las enfermedades cardíacas (por lo cual es recomendable comerla con piel) y ácidos fenólicos

Diurética

Se recomienda el consumo de berenjena cuando se padece de retención de líquidos o edemas, cálculos renales (litiasis renal) hipertensión arterial y trastornos cardíacos. El consumo de berenjena incrementa la producción de orina y estimula el funcionamiento de los riñones mejorando el proceso de filtración en la sangre.

Laxante y depurativa

La berenjena es un laxante suave gracias a su contenido en fibra vegetal o celulosa, sustancia que estimula los movimientos peristálticos de los intestinos. Esta propiedad depurativa de la berenjena facilita la expulsión de toxinas y grasas antes que puedan ocasionar daños al organismo.

Digestiva

El consumo de berenjena estimula la función biliar y la secreción de jugos pancreáticos, ambas sustancias son necesarias para una adecuada digestión, lo que previene la digestión pesada o dispepsia biliar.

Debido a sus efectos para estimular la producción de bilis se recomienda en casos de problemas hepáticos.

Elimina la grasa en la sangre

Es rica en estatinas, sustancias que se emplean para el tratamiento de las dislipemias o enfermedades asociadas a la grasa como el colesterol elevado o hipercolesterolemia, los triglicéridos altos o hipertrigliceridemia, entre otras. Esto ayuda prevenir la arterosclerosis y problemas asociados a la acumulación de grasa en las arterias como infartos al miocardio.

Para disminuir el colesterol es recomendable consumir medio litro de agua de berenjenas al día durante una semana.

Reduce los niveles de azúcar

Es por ello que se trata de una fruta muy recomendada para los diabéticos. Contiene además muy pocos hidratos de carbono.

Anticancerígena

Todos aquellos frutos que pertenecen a la familia de las Solanáceas como los pimientos, tomates, pimientos y patatas son ricos en fotoquímicos, sustancias que nos protegen del cáncer según diversos estudios científicos.

Para perder peso

Su escaso poder calórico y sus propiedades diuréticas, depurativas y de control de las grasas la convierten en la fruta ideal para para perder peso.

Embarazadas

La berenjena contiene elevadas cantidades de ácido fólico, vitamina necesaria durante los primeros meses del embarazo para asegurar el adecuado desarrollo nervioso del feto.

Magnesio y hierro

Contiene elevadas cantidades de magnesio y hierro, cubriendo un 15% de nuestras necesidades diarias de dichos minerales. Estos ayudan a prevenir la anemia, incrementan las defensas, fortalecen los huesos y mejoran el funcionamiento cardíaco y muscular.

Medicinales

Si se machaca la pulpa se puede aplicar como bálsamo sobre quemaduras solares o para clamar dolores articulares como los provocados por el reuma y la artritis.

Preparados medicinales con berenjena

Para aprovechas adecuadamente los beneficios de la berenjena no basta con consumirla y ya, debemos prepararla de diversas formas según el beneficio que deseemos recibir,

Té de berenjenas

Recomendado para perder peso, se recomienda hervir durante 10 minutos la pulpa de una berenjena en 1 litro de agua. Luego debes dejar reposar la infusión por 15 minutos. Toma esta bebida aderezada con zumo de limón.

Agua de berenjenas

Adecuada para reducir el colesterol, debes cortar la berenjena en cubos y dejarla remojar en un 1 litro de agua durante 24 horas en un lugar fresco y oscuro.

Debes consumir ½ litro de esta agua al día para reducir los niveles de grasas en sangre.

Aceite de berenjena

Recomendado como bálsamo, se deben pelar las berenjenas y se fríen en abundante aceite de nuestra elección. Se deja enfriar, se cuela y se almacena en un frasco sellado. Se debe apicar el aceite con masajes en las zonas afectadas.

Contraindicaciones

La berenjena no está recomendada para personas sensibles a las aminas (tiramina y serotonina) pues pueden provocar cuadros alérgicos y severos dolores de cabeza.

No se debe consumir la berenjena cruda pues contiene solanina, sustancia tóxica que provoca trastornos digestivos y dolor de cabeza y que solo se elimina mediante la cocción.

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Comentarios

Comentarios