Saltar al contenido

¿Para que sirve la frutilla?

propiedades-de-la-fresa

Los frutos como parte importante en muchas plantas, le ha permitido al hombre tener una inmensa y rica fuente de nutrientes que hoy sería imposible desapercibirlos como elementos sustanciales dentro de un equilibrado y nutritivo plan de alimentación balanceada.

Las frutas en sus incontables formas, colores, olores, sabores y textura, brindan a la humanidad una gama de macro y micro nutrientes como vitaminas y minerales que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. En este contexto trataremos específicamente sobre las propiedades y otras generalidades que tiene la fresa no sólo en sí misma, sino más bien desde la perspectiva que ella concibe en sus aportes para quienes la consumen.

¿Qué son las frutillas?

Las fresas o llamadas en muchos países frutillas, son pequeños frutos carnosos, de color rojo y sabor agridulce. La presencia de este fruto se encuentra muy extendido bien sea a manera de bebidas, dulces comestibles y hasta medicinas.

Se caracteriza también por ser una fruta compuesta por agua en más de un 60%, además de ser baja en calorías y altamente rica en vitamina C y otros antioxidantes como la vitamina E y betacarotenos.

A pesar de que las condiciones climáticas para desarrollar los cultivos de fresas son específicas, su extensión y cultivo a muchas regiones frías y muy húmedas del mundo ha permitido un mayor acceso comercial en casi todas las latitudes.

propiedades-de-la-fresa

Propiedades generales de las fresas.

Además de las altas concentraciones de la vitamina C, las fresas poseen cantidades importantes de vitamina B1, B2, B3 y B6. También, otros micronutrientes de naturaleza mineral como: calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio.

También te puede interesar:  Beneficios del tomate cherry

Por otra parte, al ser baja en sodio, las fresas ayudan a expulsar líquidos. Adicionalmente, su contenido en fibras lo hace un alimento o postre especial si se busca acompañar con otros platillos. En otro aspecto, es muy recomendada por los nutricionista en aquellos casos de diabetes y obesidad.

Por su alto contenido de vitamina C y algunas vitaminas del complejo B, la hacen ser una buena opción para aquellos que desean depurar su organismo y aumentar la sensación de energía general para las actividades diarias y el ejercicio físico.

Finalmente, la composición físico química de la fresa crea las condiciones idóneas para el consumo de estas en la dieta diaria de muchas personas. De igual manera, las cantidades al momento de consumirlas son la clave en ciertos grupos de personas de acuerdo a sus condiciones de edad y dieta recomendada.

Otros beneficios importantes

  • Combate las infecciones: el alto contenido de vitamina C hace de las fresas una fruta con beneficios concretos para combatir infecciones.
  • Acción contra los radicales libres: la razón de esto reside en el hecho de que esta fruta es rica en vitaminas y minerales lo que le confiere acciones antioxidantes de manera general.
  • Prevención de enfermedades cardiovasculares: la respuesta a esto según estudios, se debe a los distintos compuestos de polifenoles que tienen las fresas.
  • Acción diurética: el alto contenido de potasio y el bajo en sodio es lo que favorece este hecho.
  • Diabetes: las bajas concentraciones de azúcar hacen de las fresas una buena fruta para incluir en la dieta de los pacientes diabéticos.
  • Antianémico: las cantidades considerables de hierro ejercen funciones favorables como coadyuvante en el tratamiento de la anemia. Incluso, un vaso diario de jugo de fresa, es una buena opción para mantener buenos niveles de hemoglobina en la sangre.
  • Gingivitis y otros problemas bucales: la inflamación de las encías y otras infecciones bucales pueden ser un verdadero dolor de cabeza. El ácido fólico en conjunto con la vitamina C en las fresas, es lo que la hace ser una buena alternativa.
  • Previene la gripe: se ha demostrado que comer 3 porciones diarias de fresa eleva las defensas generales del cuerpo.
  • Contribuye al buen desarrollo del feto en las mujeres embarazadas: esto puede sonar para muchas personas como una novedad. Pero, se ha demostrado que el ácido fólico y el hierro que contienen las fresas la convierten en una buena opción en la dieta diaria de una mujer en estado de gestación.
  • Adelgazar: el alto contenido de fibras y los ácidos naturales de la fresa, crean un ambiente orgánico más alcalino, lo que favorece en la pérdida de peso gracias a la expulsión de líquidos y desintoxicación del cuerpo.
También te puede interesar:  Beneficios de la pasta integral