Saltar al contenido

¿Para qué sirve la melisa?

propiedades de la melisa
¿Para qué sirve la melisa?
5 (100%) 1 vote

La melisa es una de las plantas más utilizadas a nivel mundial gracias a una de sus propiedades principales la cual permite la relajación. Se suele utilizar mucho en los casos extremos de estrés.

Esta planta también sirve para problemas de ansiedad o insomnio. Desde el siglo I en la antigua Roma, esta planta era muy utilizada por sus propiedades analgésicas y cicatrizantes.

Esta planta también es usada por apicultores para atraer nuevas abejas y conservar las viejas en la colmena; las atraen frotando la hierba contra las colmenas.

En distintos países como la india y países árabes, aseguran que esta planta contiene propiedades mágicas que puede influir en el amor.

En países como Argentina, este yuyo o mejor conocido como “toronjil”, se utiliza para aromatizar la infusión de yerba mate que se suele beber con bombilla. Esta planta también se utiliza en la preparación de dentífricos gracias a sus propiedades antisépticas.

También te puede interesar: Beneficios del estafiate

¿Qué es?

La melisa es conocida científicamente como “Melissa officinalis”, su nombre viene del griego mellissophyllon que significa “la hoja de las abejas” y se debe a la atracción de las mismas por el aroma a limón mentolado que la melisa desprende.

También se le conoce por toronjil, hierba limón, citronela y como la hierba abejera. Su característica principal por la cual es más conocida es por su agradable aroma a menta.

Esta es una planta de constante crecimiento, pertenece a la familia de las labiadas o lamiáceas que al crecer llegan a tener entre 40 u 80 metros de altura. Sus tallos son cuadrados y sus hojas son muy rugosas.

Esta planta también posee bellas flores que tienen el aspecto de una orquídea pequeña. Los colores de las flores varían entre blanco y morado, aunque es bastante común verlas compuestas por un degrade de ambos colores.

La flor tiene una medida de 1,4 centímetros. Estas flores suelen nacer agrupadas en las ramas y pueden llegar a tener hasta 13 flores en el mismo lugar.

Esta planta es de origen europeo, pero también se puede encontrar en la región occidental de Asia y el Norte de África.

Esta planta florece en verano y la podemos encontrar en lugares donde crece maleza silvestre, junto a casas rodeadas de terreno rico en materia orgánica o bosques. Asimismo, se encuentra en climas con condiciones húmedas, templadas, calientes y secas.

Valor nutricional

La melisa está compuesta de aceites esenciales; un 0,4% de estos aceites le dan su característico aroma, principalmente el geranial, limonero, timol, neral, citronelal entre otros.

También está compuesta por falvonoides, tales como: quercitina, camferol, catequinas, taninos y luteolina.

Entre sus otros componentes también se encuentra el beta-sitosterol, polifenoles tales como clorogénico, oleanólico, rosmarínico, ácido cafeico. Asimismo, esta planta también contiene ácidos tales como succínicos.

Los brotes de la planta poseen citronélico y la planta como tal posee ursólico.

Beneficios

Gracias a sus grandes propiedades medicinales, la melisa es sumamente beneficiosa para el cuerpo humano.

Como relajante natural

uno de sus beneficios más importantes es el poder de relajante natural que se le atribuye, el cual tiene como efecto principal calmar la ansiedad y el estrés. Esta planta se suele utilizar en casos de depresión, aunque se debe tener precaución con su uso ya que es hipnótica y sedante.

Combate la fiebre y es antiviral

gracias a sus propiedades antivirales, la planta de melisa es el aliado perfecto en casos de enfermedades respiratorias y fiebres. También por ser “astringente” goza del principal beneficio de contrarrestar y combatir la diarrea.

Como calmante de dolores

las propiedades analgésicas que posee la melisa gracias al ácido caféico, ursólico, el eugenol y el timol, ayudan a disminuir muchos dolores como por ejemplo el dolor de oído o el de muelas.

Gracias a su efecto narcótico, actúa como analgésico. Asimismo, es un excelente aliado para los dolores de cabeza o cefaleas cuando estos se presentan con indisposición, jaquecas o migrañas acompañadas por vómitos. Es benéfica para desordenes digestivos y para dolores menstruales.

Elimina el insomnio

la melisa posee grandes propiedades sedantes. Un medicamento que es muy común se llama “gotas del Carmen” que está hecho a base de esta planta y se utiliza para causar somnolencia. Esta mata es sumamente beneficiosa para contrarrestar los problemas de insomnio por medio de infusiones o mediante el extracto de sabor fuerte. Sin embargo, Se recomienda consumir la melisa en infusión media hora antes de irse a dormir.

Para el asma

gracias a que es un antiespasmódico y contiene alto contenido de ácido protocatechuico, beneficia en la prevención de los ataques de tos ya que estos son los que causan espasmos terminando así en ataques de asma. Se recomienda tomar infusiones de melisa tres o cuatro veces al día intercalándolo con las comidas.

Como antibiótico

gracias a sus propiedades antibacterianas, es usado para combatir vía tópica enfermedades como el virus del herpes simple. Asimismo, gracias a su contenido de timol, el aceite de la melisa es utilizado también en baños para combatir la candidiasis.

Tipos de melisa

La melisa se divide en cuatro tipos de plantas pertenecientes a la familia de las lamiaceae. Las cuatro especies de melisa se conocen científicamente como: Melissa officinalis L, Melissa axillaris Benth, Melissa bicornis Klokov y Melissa yunnanensis C.Y. Wu & Y.C. Huang, estas originalmente del sur de Europa hasta Malasia.

¿Cómo se prepara él te de melisa?

Para la preparación del té de melisa se necesita agua y flores secas de melisa. Primero se coloca a hervir un vaso de agua en una cacerola a fuego medio; mientras tanto se coloca una cucharada de flores secas de melisa en un vaso vacío.

Cada cucharada de hojas es por un vaso de agua. Seguidamente, colocas el agua en el vaso  con las flores secas y se deja reposar tapado durante 15 minutos.

Se debe dejar reposando tapado durante los quince minutos para que no se evaporen los aceites de la melisa, siendo los aceites los más importantes ya que en ellos se encuentran la mayoría de las propiedades y beneficios de esta planta.

Una vez terminado el tiempo, se cuela y se puede endulzar con azúcar o miel. Se recomienda tomar esta preparación a sorbos.

Contraindicaciones

  • Por falta de estudios, se recomienda no utilizar esta planta en niños menores de 13 años.
  • En mujeres embarazadas puede producir abortos por lo que se recomienda evitar su uso.  Las mujeres en periodo de lactancia deben evitar su uso.
  • Para su uso externo, se debe tapar la zona afectada donde se aplique ya que al entrar en contacto con la luz se pueden producir fuertes irritaciones.
  • La melisa produce somnolencia, por lo cual no debe ser administrada en casos donde requieras realizar trabajos de atención como el manejo de máquinas, conducir un automóvil, entre otros.
  • No se debe mezclar con medicamentos que causen somnolencia.

Fuente:

(1) http://www.gastrosoler.com/pagina_nueva_165.htm
(2) http://www.thesecretlarevista.com/es/00000040/719/Melissa_(Melissa_officinallis).html
(3) http://laboticasecreta.blogspot.com/2011/11/melisa.html
(4) https://www.nutrioptima.com/guia/melisa-toronjil-relajante-corazon/#
(5) https://wiccareencarnada.net/2012/12/07/hierbas-magicas-la-melissa/
(6) http://aventurasdeiliplense.blogspot.com/2012/10/plantas-magicas-47-la-melisa.html
(7) https://www.botanical-online.com/medicinalsmelisa.htm
(8) https://www.botanical-online.com/plantasmedicinales/infusion_melisa.htm#infusion