Propiedades de la soya

Las propiedades de la soya, aparte de proveernos beneficios, contiene un sabor excelente, aunque para las personas que nunca la han probado puede que no sea así. Este es un alimento rico en proteínas, es una alternativa a la carne en los países de Asia; pero hoy en día lo es en cualquier parte del mundo. La soja es una de las mejores verduras en el mundo, por sus grandes cantidades de proteínas y su amplia gama de aminoácidos. Los que optan por tener una dieta vegetariana saben que no pueden eludir la proteína y por eso la soja es una excelente opción para reemplazar la leche o la carne.

propiedades-de-la-soya

Las propiedades de la soja para el organismo

Si queremos darnos cuenta de sus grandes propiedades debemos de resaltar que en 250 gramos de este alimento podemos encontrar el 30% de nuestras necesidades diarias, haciendo una comparación con la carne de vacuno, el porcentaje de proteínas viene siendo bastante similar.

A todo esto pudiera venir la pregunta ¿cómo puede reemplazar la leche? La soja es un alimento alto en calcio, su contenido es muy similar a la leche de vaca, por lo que toda persona que piensa consumir soja puede aprovecharse de propiedades casi idénticas, claro, también es la mejor alternativa para las personas que tienen intolerancia a la lactosa, la pueden tomar con plena confianza.

También te puede interesar:  Propiedades de la avena en hojuelas cruda

No hay que tomar por alto que estos minerales son esenciales para las personas con osteoporosis, especialmente para las mujeres que se encuentran en la etapa de la menopausia o los hombres mayores.

El calcio es importante, pero no podemos dejar de añadir que contiene un isoflavona llamada daidzeína, la cual ayuda a prevenir la descalcificación, es decir la soja nos provee calcio pero también nos ayuda a evitar la pérdida de este en nuestros huesos. Consumir soja es uno de los mejores remedios para mantener los huesos saludables y evitar las fracturas.

Conseguir las cantidades necesarias de calcio para nuestro cuerpo es más sencillo con la soja, con 250 gramos obtenemos el 50%, pero tampoco podemos olvidar los excelentes niveles de fósforo, un mineral esencial para nuestro cuerpo. El fosforo contiene una amplia gana de enzimas, además de ser trascendental para la salud de los nervios y la función cerebral.

Las propiedades de la soja para la circulación

Este alimento es excelente para mejorar la circulación en el cuerpo. Distintos estudios han demostrado que la sustitución de la proteína animal por este alimento puede llegar a reducir hasta un 20% los niveles de colesterol en la sangre. Los niveles de isoflavona ayudan a reducir el colesterol malo y triglicéridos, la sangre fluye con mayor facilidad mediante el aumento de la flexibilidad de las arterias.

Esto explica que los vegetarianos se aprovechan de mejor manera de las propiedades de la soya ya que poseen un mejor estado en sus arterias. Sin embargo este alimento no solo es útil para los vegetarianos.

También te puede interesar:  Beneficios de la ganoderma o reishi

Se ha demostrado que las personas que consumen soja y carne de origen vegetal, pueden reducir o mantener el colesterol, si incluyen una ración diaria de esta leguminosa. De cierta forma las propiedades de la soja contrarrestan los efectos negativos que proporciona el colesterol de carne animal

La soja es un potente alimento  anti cancerígeno

Estudios que se han realizado en Japón, país en donde las personas normalmente consumen mucha sopa de soja, mostraron que el consumo diario de este puede llegar a reducir significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de estómago. También puede ayudar a detener el crecimiento de las células cancerosas, especialmente los que causan cáncer de útero, colon, próstata, cáncer de mama.

La soja efectiva para el hígado

Las proteínas de origen animal producen bastantes cantidades de amoniaco, lo cual el cuerpo es muy difícil que pueda expulsar, dañando partes de nuestro cuerpo. Con las proteínas de origen vegetal, en este caso la soja, provee grandes cantidades de proteínas; pero sus cantidades de amoniaco son reducidas, por lo que es más fácil para el hígado hacer su trabajo.

Deja un comentario

Simple Share Buttons