Propiedades de la vitamina C

Las propiedades de la vitamina c forman parte de los nutrientes más eficaces y seguros, esto es lo que mencionan los expertos y nadie puede dudar de esto. Puede que la vitamina c no sea la cura milagrosa para el resfriado común, aunque se piensa que puede prevenir algunas complicaciones, se conocen muy poco los demás beneficios de la vitamina c, pero estos pueden combatir problemas cardiovasculares, protección contra las deficiencias del sistema inmune, problemas de salud prenatal, mejor salud de la piel, enfermedades en los ojos.

Propiedades-de-la-vitamina-C

No han sido pocos los estudios que se han realizado para seguir investigando la vitamina c, no es para menos ya que la lista de los beneficios de la vitamina c es creciente.

No es extraño ver que la vitamina c haya captado una gran atención por tanto tiempo, sus propiedades son indiscutibles. Un correcto nivel de esta vitamina  en nuestro cuerpo puede ser un marcador de nuestra salud en general. Uno de los tantos investigadores de estos estudios es Mark Moyad de la Universidad de Michigan, dice unas palabras alentadores y más halagadoras: “Mientras más estudiamos la vitamina c, nos damos cuenta que sus beneficios parecen no acabar, es una muy buena protección y ayuda para nuestra salud, desde el cáncer, enfermedades cardiovasculares, salud ocular, inmunidad.

Aunque este investigador señala que la dosis ideal puede ser más superior a la cantidad diaria que se nos recomienda.

Las propiedades de la vitamina c y su dosis ideal

En los estudios que realizó Moyad y sus colegas, utilizaron 500 miligramos diarios, las propiedades de la vitamina c pudieron ser más notables, la dosis que se recomienda está entre los 75 y 90 miligramos al día y en personas adultas. Esto significa incluir más frutas y verduras en un dieta, aparte de añadir algún suplemento con abundante vitamina c, para obtener los mejores beneficios de esta vitamina 500 miligramos es lo recomendable, es lo que menciona Moyad, recomendado también 5 porciones de frutas y verduras.

Beneficios de la vitamina C para la salud

De acuerdo con distintas y recientes investigaciones, la vitamina C puede ofrecer beneficios en distintas áreas.

Estrés. El molesto problema con el que tenemos que lidiar día con día puede recibir una ayuda, ya que algunos análisis han mostrado beneficios paras las personas que poseen un sistema inmunológico que llega a debilitarse con el estrés, algo más común de lo que podemos imaginarnos. La vitamina c es uno de los nutrientes que fácilmente se debilitan con el estrés y son los primeros en agotarse en personas que acostumbran a beber alcohol, fumadores o personas obesas.

  1. Los resfriados.

La mayoría de personas relacionan la vitamina c con la cura al resfriado común, aunque se menciona que no es la cura. Sin embargo, distintos estudios han demostrado que puede llegar a prevenir distintas complicaciones “Tenemos bastantes evidencia que demuestra que la vitamina C puede reducir el riesgo de desarrollar diferentes complicaciones, como las infecciones pulmonares y neumonía”

  1. Cerebrovasculares.

No es cosa del otro mundo ver distintos estudios en conflictos, cuando no se tienen los mismos resultados, este no es la excepción. Un estudio que se realizó en el American Journal of Clinical Nutrition, pudieron encontrar que aquellas personas con mayores concentraciones de esta genial vitamina C en la sangre se llegaron a asociar con un 42% de menor riesgo de accidentes cerebro vasculares, que aquellos que poseen menor nivel. Las razones por la que esto sucede no están del todo claras. Pero lo que si sabemos es que las personas que comen bastantes frutas y verduras poseen mejores niveles de esta vitamina en la sangre por ende las propiedades de la vitamina c son mayores

Como conseguir más propiedades de vitamina C en tu dieta

Las propiedades de la vitamina c pueden ser notables pero con la dosis correcta, mayormente no ingerimos lo suficiente, para esto podemos añadir ciertos alimentos ricos en este nutriente, como las frutas cítricas, fresas, papas blancas, tomates, brócoli, pimientos verdes, patatas dulces. También podemos encontrar otras fuentes en las verduras de hoja verde oscuro, mango, papaya, melón, sandía, coliflor, coles de Bruselas, repollo, frambuesas, calabaza de invierno, arándanos, piñas.

Leave a Reply