Propiedades del árnica

Utilizada desde la Edad Media para tratar las dolencias de los músculos y las lesiones. Es una planta de la cual usamos sus flores y sus hojas dependiendo de lo que necesitemos de ella. En las tiendas naturistas podemos encontrarla en forma de pomada, crema, aceite o gel, los cuales utilizaremos dependiendo de las propiedades del árnica que deseemos aprovechar como remedio natural a múltiples dolencias.

Propiedades del árnica

Antiinflamatorias: Un compuesto denominado helenanina le permite a esta planta el reducir las inflamaciones y el dolor en articulaciones, moratones, ampollas dejadas por quemaduras y congelamiento y demás lesiones.

Antimicrobianas o antibióticas: Aplicada en forma de gel permite combatir algunas afecciones de la piel. También se ha descubierto que puede tratar problemas de la boca y garganta como aftas, piorrea en los dientes y problemas de encías si se hacen gárgaras con árnica, teniendo especial precaución de no tragar el líquido.

Si se realizan lavados vaginales, estos alivian el picor en la zona ocasionados por algunos hongos e infecciones. Es importante recordar que sólo es un paliativo mientras se consigue la cita con el ginecólogo y que debe aplicarse muy diluida, porque la mucosa de la vagina tiene una gran capacidad de absorción.

propiedades-del-arnica

Cicatrizantes: Es conocido su poder para eliminar las cicatrices, siendo utilizada sobre las estrías que deja el crecimiento acelerado de la piel durante la pubertad y el embarazo, según estudios, el árnica tiene el poder de desaparecerlas.

Propiedades analgésicas: Alivia los dolores de lesiones como esguinces, luxaciones, golpes y otras, también se están estudiando estas propiedades sobre las lesiones ocasionadas durante las cirugías, evaluando su capacidad analgésica sobre las mismas.

Mejora la circulación: Por su poder rubefaciente estimula la circulación sanguínea, lo cual disminuye el tamaño de moratones e incluso impide su aparición, esta propiedad es útil también para aliviar problemas circulatorios como las várices.

Cosméticas: Aplicada sobre la piel puede eliminar el acné y eczemas. También existen champús de árnica que promueven la regeneración celular y la hidratación del cabello.

El árnica también es conocido como tabaco de montaña, ya que las personas que habitan estas zonas fuman las hojas de estas plantas para tratar problemas respiratorios.

Actualmente se están estudiando las propiedades del consumo del árnica para luchar contra el cáncer de pulmón y de colon, los mareos, epilepsia, el aumento del flujo de sangre en arterias coronarias luego de una angina de pecho. Cabe destacar que el árnica es muy tóxica para a salud si se consume diluida en una proporción no adecuada o como el famoso Té de Árnica,  por lo tanto es ideal consultar con el facultativo o el médico para evitar problemas como:

  • Vómitos
  • Nerviosimo
  • Diarrea
  • Malestar general
  • Muerte por intoxicación.

Ya que estos profesionales pueden recetar la proporción adecuada del producto que podemos consumir sin riesgo alguno con el fin de aprovechar al máximo sus beneficios medicinales.

Aplicada sobre la piel también puede provocar algunas reacciones adversas como enrojecimiento, picores y ampollas, por lo que es conveniente no usarla en exceso y verificar que no suframos de una excesiva sensibilidad a esta planta. Su uso esta contraindicado para embarazadas o mujeres que estén lactando.

Los científicos aún no han descubierto como esta planta logra sus efectos desinflamatorios, astringentes y descongestionantes, sus propiedades son conocidas por cultura general al ser uno de los remedios caseros y naturales por excelencia, por lo que es conveniente usar con mucha precaución.

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Comentarios

Comentarios