Saltar al contenido

Propiedades del romanescu

propiedades del romanesco

Conocido como una de las verduras más hermosas, se trata de un alimento reconocido por sus propiedades nutricionales y su delicioso sabor.

¿Qué es?

Su nombre científico es Brassica oleracea y es un híbrido entre el brécol y el coliflor. Perteece a la familia de las brasicáceas. Es rico en vitamina C, fibra soluble y carotenoides. Se consume cocido, al vapor o crudo. Es una verdura cuya característica más llamativa es su geometría.

Las inflorescencias que constituyen al romanescu es una representación natural del número de Fibonacci.

Es el pedúnculo de una flor cuyo crecimiento no se detiene y se prolonga casi indefinidamente. Tiene un gran aspecto, es de color verde lima con pedúnculos de forma cónica y fractal.

Valor nutricional

El romanesco contiene ácido fólico, magnesio, cobre, potasio, fósforo, vitamina A, manganeso, vitamina C, ácidos grasos omega 3, calcio y mucho más. Una taza solo aporta 25 calorías.

¿Para qué sirve?

Como el romanesco es la mezcla de dos vegetales muy nutritivos posee grandes beneficios para la salud.

para que sirve el romanesco

Mejora la circulación

Reduce el colesterol, baja la presión arterial y regula los niveles de azúcar en la sangre.

Para perder peso

No solo es bajo en calorías sino que ayuda perder peso debido a su contenido de fibra. La fibra contribuye a mantenerte satisfecho y evita que se sientan antojos a deshoras.

Previene el cáncer

Los vegetales crucíferos tienen propiedades para combatir el cáncer pues poseen compuestos anticancerígenos denominados glucosinolatos e isotiocianatos, y son ricos en fitoquímicos.

Contiene también antioxidantes que eliminan radicales libres. Gracias a todo este contenido de sustancias puede prevenir cáncer de ovario, pulmón y colón.

Fortalece los huesos

Debido a su elevado contenido de calcio puede mejorar la salud ósea y prevenir la osteoporosis.

También te puede interesar:  Propiedades de las Patatas

Mejora el sistema inmune

Debido a su elevado contenido de vitaminas y antioxidantes el romanesco puede fortalecer el sistema inmune. Ayuda a evitar que el organismo adquiera infecciones y enfermedades.

También mejora la vista y estimula el proceso de curación del cuerpo. Reduce la probabilidad de sufrir depresión y puede llegar a aliviar el estreñimiento.

Anticolesterol

Debido a su contenido de fibra pueden controlar y disminuir los niveles de colesterol en la sangre.

Diurética

Su consumo beneficia a los riñones y su efecto ligeramente diurético y depurativo de toxinas.

Cardiosaludable

Según estudios el consumo de crucíferas está asociado a bajas concentraciones de homocisteína en la sangre, una sustancia que es considerada como un factor de riesgo para el padecimiento de trastornos cardiovasculares.

Protectora del cerebro

El consumo de vegetales de la familia de las crucíferas puede luchar contra la pérdida de facultades mentales.

¿Cómo preparar este vegetal?

Puedes preparar el romanesco como preparas una cabeza de coliflor o brócoli. Se puede consumir crudo acompañado de humus, escaldar y saltearlo.

Es la base perfecta para una sopa cremosa.

¿Cómo escoger el romanesco?

Para escoger un ben romanesco debes evitar que tenga manchas marrones y hojas marchitas. Guárdalo en el refrigerador sin lavar o cortar hasta el día que vayas a consumirlo.

Recetas de romanescu

Pizza

Si estas reduciendo el consumo de harinas puedes preparar una masa con el romanescu. Cocina el romanesco al vapor, licua hasta lograr una masa homogénea. Exprime el exceso de agua, agrega un huevo, sazona con una pizca de sal marina y agrega un poco de harina de avena, ajo en polvo y especias italianas.

Luego, aplana la masa y cocina en el horno por 15 minutos por 450 ºC. Voltea y cocina de nuevo. Agrega los ingredientes y lleva al horno hasta que el queso se derrita.

Falso cuscús a base de romanescu

Ingredientes:

  • 1 romanescu.
  • 1 o 2 pencas de cardo.
  • Sésamo tostado.
  • Brotes de soja.
  • Vinagre balsámico reducido.
  • Aceite de oliva.
  • Aceite de sésamo (opcional).
  • Pimienta negra.
  • Sal.

Corta el romanesco en trozos pequeños. Tritura en una batidora hasta lograr una textura similar al cuscús de sémola de trigo duro. Limpia las pencas de cardo y córtalo en láminas, mételas en agua con hielo.

También te puede interesar:  Beneficios de la lactosa

Condimenta el romanesco con pimienta negra, sal, vinagre balsámico y aceite de oliva.

Coloca el cuscús en el centro del plato, coloca encima los brotes de soja y los rizos de cardo. Aliña con aceite de sésamo.

Romanesco al vapor con patatas cocinadas y salsa alioli casera

Ingredientes:

  • 1 romanesco.
  • 8 patatas pequeñas.
  • 1 huevo.
  • 1 cabeza de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Perejil.

En una cazuela con agua coloca el romanesco separado en ramilletes para cocinarlo al vapor. Deja que se cocine durante 15 minutos.

Lava las patatas y colócalas en un plato. Tápalas con papel film, haz un agujerito con palillos y cocínalas en el microondas durante 16 minutos.

Para la salsa alioli, pela el ajo y machácalos en un mortero. Añade la yema del huevo. Mezcla bien y sazona con aceite.

En cada plato coloca una porción de romanesco con patatas cortadas a la mitad, sazona con la salsa alioli y adorna con hojas de perejil.

Bechamel gratinada con romanesco y tomates

Ingredientes para dos personas:

  • 1 romanesco.
  • 6 tomates cherry.
  • 1 rebanada de pan de molde.
  • Agua.
  • Aceite de oliva
  • Sal.
  • Perejil picado.

Para la bechamel:

  • 30 g de harina.
  • 50 g de mantequilla.
  • 30 g de queso emmental.
  • 1/2 L de leche.
  • Sal.
  • Nuez moscada.

Separa los ramilletes del romanesco y cocinalos en agua con sal. Escurre y reservalos.

Para la bechamel derrite la mantequilla en una sartén. Incorpora la harina y remueve con la varilla. Agrega la leche en una cazuela. Al hervir incorpora la nuez moscada y una pizca de sal. Remueve hasta lograr una consistencia ligera. Ralla el queso y agrégalo a la bechamel.

Reparte la bechamel en los platos, lleva al horno y gratina.

Corta el pan en dados y fríelos en aceite de oliva. Escurre sobre papel absorbente de cocina. Saltea los tomates en una sartén.

Reparte el romanesco y los tomates sobre la bechamel gratinada. Esparce sobre el pan, decora con perejil y sirve.

Contraindicaciones

No está contraindicado salvo indicaciones médicas sobre dietas específicas.

Fuente:

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Romanesco_(br%C3%A9col)
(2) https://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/propiedades-del-romanesco
(3) http://www.dietasan.com/alimentos/informacionNutricional.aspx?alimento=Romanescu
(4) http://www.myfitnesspal.com/es/food/calories/verdura-romanescu-265208668
(5) https://www.hogarmania.com/cocina/recetas/romanesco.html
(6) https://www.rebanando.com/col-romanesco-recetas.htm
(7) http://adelgaza20.com/3925/romanesco-el-vegetal-de-moda-de-esta-temporada/