Propiedades del té verde

Últimamente los medios de comunicación, las revistas y otros medios informativos hacen mucho énfasis sobre las propiedades y beneficios genéricos que suponen el consumo del té verde. Tal es el caso, que esa especie de éxtasis que le confieren al té verde, parecen convertirla como en una especie de bebida revolucionaria.  Es que el té verde también parece ser sinónimo de buena salud y longevidad. Los orígenes de esta sustancia se remontan desde cientos de años atrás en varias poblaciones asiáticas en especial la china, japonesa, coreana y vietnamita. No es casualidad que los 3 mayores países productores de este casi milagroso té sean China, Japón y Vietnam.

Aunque se describen muchos tipos de beneficios que aporta el consumo diario de té verde. Actualmente, muchos estudios científicos llevan a cabo investigaciones que buscan contrastar todas las virtudes, efectos medicinales y hasta curativos de este.

propiedades-del-te-verde

¿Cuáles son las propiedades generales del té verde?

Hoy es bien sabido que el té verde contiene sustancias que responden directamente a las bondades que ofrece. Las propiedades generales de este radican en componentes como:

  • Vitaminas: Las vitaminas C y E le otorgan grandes efectos antioxidantes.
  • Alcaloides: estos componentes promueven la generación de energía para aquellos que necesitan mantenerse bien activos durante todo el día.
  • Isoflavonas y catequinas: estas sustancias en conjunto con las vitaminas brindan potentes efectos en el retardamiento del envejecimiento celular, tisular y, de eso modo, orgánico.
  • Polifenoles: son muy importantes en la promoción del correcto funcionamiento digestivo.

¿Cuáles son los beneficios del té verde?

Los beneficios inherentes al consumo del té verde son muy variados y perfectamente clasificables. Se han descrito los siguientes:

  • Antioxidante.
  • Combate la aparición del envejecimiento prematuro.
  • Fortalece el sistema esquelético y muscular.
  • Ayuda y fortalece la memoria.
  • Ayuda a adelgazar.
  • Aumenta el gasto calórico y acelera el metabolismo.
  • Protege al hígado de las acciones de los radicales libres.
  • Estimulador de las respuestas inmunes.
  • Alivia el asma y otros problemas respiratorios.
  • Reductor de los estados de estrés generalizado.
  • Prevención de enfermedades cardiovasculares.
  • Alivia las secuelas de la artritis reumática.
  • Coadyuvante en el tratamiento de la diabetes.
  • Regulador de la presión arterial.
  • Disminuye los niveles del colesterol malo y los triglicéridos.
  • Aumenta los niveles de defensas contra la gripe y los refriados.
  • Previene enfermedades neurodegenerativas.
  • Protección ocular.
  • Osteoporosís
  • Protección contra agentes virales como el herpes y cuadros alérgicos.

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Comentarios

Comentarios