Propiedades de la fruta deshidratada

Cuando desecamos alimentos estamos practicando una antigua técnica de conservación de alimentos empleada por la humanidad. La fruta deshidratada se prepara cortando finos trozos de fruta para luego deshidratarla mediante diferentes métodos que han sido modificados a lo largo de la historia.

Las propiedades de la fruta deshidratada son numerosas, contrario a la creencia popular este tipo de alimentos son muy nutritivos, contienen los mismos valores nutricionales que la fruta en su estado fresco pero en un tamaño mucho más reducido.

Si deseamos disfrutar de frutas deshidratadas sanas se deben seleccionar aquellas que sean 100% fruta y no contengan azúcares añadidos u otras sustancias.

propiedades-de-la-fruta-deshidratada

Beneficios de algunas frutas deshidratadas

Existen muchos tipos de frutas deshidratadas y todas las frutas pueden deshidratarse, sin embargo, solo algunas pueden superar este proceso sin recibir azúcar extra.

Las frutas que son deshidratadas aumentan su valor calórico y su contenido de glucosa, por ello son un alimento hipercalórico y se debe controlar su consumo.

Manzana

Son una gran fuente de vitamina C y de fibra lo que ayuda a combatir problemas gastrointestinales como diarrea, gastroenteritis y colitis. Son muy buenas para el corazón y la circulación pues eliminan el colesterol LDL.

El consumo de esta fruta limpia los dientes y fortalece nuestras encías.

Su consumo es recomendable cuando padecemos de artritis, reumatismo, gota y enfermedades respiratorias virales.

Piña

Muy recomendado para tratar afecciones digestivas, fiebres y de garganta. Protege el corazón y actúa como un antiinflamatorio natural.

Plátano

Muy nutritivo y energético por lo que es un bocadillo ideal para los deportistas. Alivia las úlceras en el estómago, previene calambres, estimula el movimiento de los líquidos en el organismo y es una gran fuente de vitamina B6 y ácido fólico.

El plátano alivia el estreñimiento y es de fácil digestión, además, elimina el colesterol LDL.

Kiwi

Contiene elevadas cantidades de vitamina C y betacaroteno por lo que es un gran antioxidante. Es rico en fibra y potasio sustancias que previenen enfermedades cardiovasculares.

Controla el estreñimiento pues actúa como un laxante.

Pera

Es una fruta energética con elevadas cantidades de vitamina C y pectina, una fibra que facilita la digestión, regula el funcionamiento intestinal y elimina el colesterol LDL.

Fresa

Es una fruta con vitamina C, betacaroteno y vitamina E por lo que ayuda a prevenir el cáncer y enfermedades como la gota, la artritis y la anemia.

Neutraliza los efectos cancerígenos del humo de tabaco, por lo que debes consumirla si eres fumador o fumador pasivo.

Limpia el aparato digestivo y controla la presión arterial alta.

Papaya

Es muy rica en vitamina C  y betacarotenos, además de sustancias que favorecen la digestión de las proteínas.

Sandía deshidratada

Es muy refrescante y diurética, ideal para perder peso, personas que padecen de diabetes y de problemas en el corazón. Es rica en betacarotenos.

Alivia los gases intestinales, la anemia y la bronquitis crónica.

Jitomate deshidratado

Poderoso antioxidante y depurativo. Previene el cáncer gracias a su elevada proporción de licopeno.

Propiedades de las frutas deshidratadas

En resumen estos deliciosos bocadillos son:

  • Anticancerígenos, reducen el riesgo de cáncer hasta en un 50%.
  • Prevención de enfermedades cardíacas.
  • Antioxidantes.
  • Digestivas.
  • Protegen el sistema óseo.
  • Recomendables en el embarazo.

Contraindicaciones

Al ser pequeñas porciones se consumen en gran cantidad, situación que eleva la cantidad de azúcar que consumimos así como de calorías.

Algunas cuentan con sulfitos, aditivos para darles color, por lo que debes leer cuidadosamente el empaque.

¿El artículo te ha sido de ayuda?

Comentarios

Comentarios