Saltar al contenido

Beneficios de la harina de garbanzo

propiedades-de-la-harina-de-garbanzo

Quizás nunca haz oído hablar de la harina de garbanzo, hoy en día se ha puesto de moda por la dieta vegetariana y vegana y cada día se utiliza más como otros tipos de harina. Es importante señalar que esta harina puede emplearse como todas las demás harinas aportando un sabor diferente y delicioso a todas las recetas.

Las propiedades de la harina de garbanzo son muy conocidas por la cocina hindú donde es la protagonista. En la India su uso es común para cualquier platillo o receta común. En Occidente no es tan común su uso pero, puede encontrarse en herbolarios y tiendas de dietética.

propiedades-de-la-harina-de-garbanzo

Composición nutricional

La harina de garbanzos por cada 100 g aporta:

100-gramos-de-harina-de-garbanzo

La harina de garbanzo adopta una textura cremosa cuando se mezcla con los líquidos, es decir, cuenta con propiedades aglutinantes similares a las del huevo, es decir, cohesiona y une todos los ingredientes, es por ello que es utilizada como un sustituto del huevo.

La harina de garbanzo se obtiene al moler los garbanzos secos, el resultado es un polvo fino de color dorado con sabor a garbanzos. Es por esto que esta harina aporta mayor sabor y color que la harina de trigo.

Propiedades de la harina de garbanzo

Vitamínica

Esta harina es rica en vitaminas del grupo B como B1, B2, B3, B6, B9. Estas vitaminas son imprescindibles para el desarrollo y crecimiento del feto durante el embarazo y para la metabolización de la hemoglobina.

También te puede interesar:  ¿Para que es bueno el aguaymanto?

La harina de garbanzo combate la anemia ferropénica pues contiene elevadas cantidades de hierro, incluso más que el contenido en la carne.

Para los celíacos

Esta harina no contiene gluten, por lo que las personas que padecen de alergia al gluten pueden consumirla sin problema alguno y disfrutar de postres y platillos comunes.

Para los veganos

Si eres una persona vegana significa que no consumes huevos. Lamentablemente muchas recetas deliciosas incluyen huevo como aglutinante, con la harina de garbanzo este problema se acabó pues no solo cumple la función de la harina de trigo sino que mezclada con un poco de agua o de cerveza puede convertirse en un líquido tan suave y aglutinante como el huevo para preparar panqueques, tortillas y más.

El huevo aporta proteínas de origen animal mientras que la harina de garbanzo aporta proteínas vegetales.

Contra el estreñimiento

La harina de garbanzos es muy rica en fibras, sustancias que facilitan el movimiento intestinal combatiendo y previniendo el estreñimiento.

La fibra también elimina el colesterol LDL del organismo.

Para perder peso

La harina de garbanzo contiene lecitina, esta sustancia ayuda al organismo a eliminar las grasas inútiles que consumimos en nuestra dieta al diluirlas durante la digestión.

Esta harina se recomienda a la hora de perder peso o para mantenerlo.

Para diabéticos

Esta harina es rica en hidratos de carbono complejos, este tipo de carbohidratos son de lenta absorción por lo que se digieren lentamente y no incrementan bruscamente los niveles de glucosa.