Saltar al contenido

Propiedades de la rosa de Jericó

propiedades-de-la-rosa-de-jerico

Conocida como anastatica, se trata de un género monotípico de plantas conocidas como fanerógamas que pertenecen a la familia Brassicaceae. La única especie de este grupo es la rosa de Jericó. Es originaria de los desiertos de Arabia y de las cercanías del mar Rojo se la encontraba en Palestina y Egipto pero, nunca creció de forma nativa en la ciudad de Jericó

No debe ser confundido con otro helecho, el Selaginella lepidophylla, como especie de helecho que habita en América y se comercializa también bajo el nombre de rosa de Jericó.

Se trata de una planta con gran resistencia a la desecación. Sus ramas se contraen con la sequedad y permanecen cerradas y seca durante muchos años. Al entrar en contacto con la humedad o el agua se abre y recobran su frescura y belleza. Qué raíces muy pequeñas que se contrae cuando pasa un período seco lo que les da una forma esférica inapreciable o difícilmente diferenciable de las hojas. Es por ello que el viento puede arrancar esta planta y arrastrarla grandes distancias. La planta aprovecha esto para liberar sus semillas y cubrir más terreno.

El proceso de secado y de reverdecer son completamente reversibles y pueden ser realizados varias veces. Esta capacidad se le atribuye a la presencia de un azúcar disacárido.

Desde hace tiempo se empleaba para eliminar el clima ya que hacer una planta que reacciona con humedad el sabio o chamán sólo debía interpretar el estado de sus hojas. Si la amenaza de lluvia es alta se abre de manera vistosa y con determinada rapidez.

propiedades-de-la-rosa-de-jerico

Propiedades místicas

Los ocultistas han atribuido a esta planta propiedades mágicas. Durante numerosos milenios ha sido empleada para absorber energías. Se cree que esta planta se alimenta de energías negativas y las transforma en positivas.

Bendice y protege los hogares donde se encuentra y atrae el dinero y la fortuna en los negocios.

En el vudú se emplea para atraer dinero y amor.

Atrae la prosperidad y éxito

Protege a los habitantes del hogar.

Transmite energía positiva en monedas y gemas cercanas.

Propiedades medicinales

Sus propiedades medicinales fueron reconocidas por los “Hombres medicina” de los indios Hopi. Estos preferían aquellas que crecían entre las rosas, pues contenían mejores propiedades medicinales.

Se le atribuyen propiedades terapéuticas como diurética y cicatrizante.

Rituales con la rosa de Jericó

Los beneficios de la rosa de Jericó provienen en su mayoría de rituales practicados con ellas. El tenerlas cerca aporta mejora en la salud, en la vida de pareja, en el trabajo, los negocios, exámenes, prosperidad económica y en el destino de los hijos.

Para realizar un ritual de magia con esta planta se debe tener de mantener la mente positiva y voluntad.

Ritual de bienvenida

Las rosas deben guardarse en pañuelos de seda amarillos y luminosos. Se debe llevar la mano derecha al corazón para luego llevarla a unos centímetros de agua sumergirla despacio y repetir la siguiente frase:

Yo te adopto, Rosa de Jericó, te doy la bienvenida a mi vida, para que dejes de errar por los caminos.

Los primeros 7 días de su adopción serán muy importantes para la rosa. Los primeros días la planta se dedica a abrirse, estos tres días debe permanecer tranquila y el agua debe ser cambiada pues libera un moco blanquecino.

También te puede interesar:  ¿Para que es bueno la moringa?

Al cuarto día el agua se debe cambiar.

A los siete días se le deben realizar las peticiones.

Ritual de despedida

Al despedirse de la rosa se debe quemar. Antes de hacerlo se debe escribir en un papel lo que se desea pedir al Dios al que profesemos nuestra fe. Luego, quemamos la rosa y el papel juntos, en silencio y con confianza.

Luego, se debe impregnar el cuerpo con cenizas de la rosa como arrepentimiento, para demostrar un deseo de sentirse puro.

Cuidados de la rosa de Jericó

Para mantener esta planta se recomienda colocarla en un cuenco, plato hondo o una pecera de materiales naturales como barro, madera y cristal. Estos facilitan el transporte de energías. Se recomienda cambiar el agua a los tres días y luego, cada dos semanas. El agua debe ponerse martes o viernes entre las 9 de la mañana y las tres de la tarde y luego debe repetirse a la misma hora.

Si el agua se pone turbia durante los primeros días, esto demuestra que está realizando su acción de limpieza y purificando el lugar. Se recomienda que la rosa de Jericó permanezca sumergida. Mientras el agua este clara, el ambiente está bien.

El agua actúa como un conducto para transmitir las energías y es conveniente que sea agua de fuentes naturales como manantiales y pozos.

Se recomienda agregar gotas de aceite nitratado cada quince días para alargar la vida de la planta.

Cuando la planta muere se pueden confeccionar sacos de la suerte. La planta conserva sus poderes durante bastante tiempo.