Saltar al contenido

Propiedades de los Altramuces

Propiedades-de-los-Altramuces

Es una legumbre de nombre científico, Lupinus albus, se le conoce en otros países como altramuz blanco, chorcho o lupino blanco. El término lupín lo recibe de Argentina, por ser un grano de variedad amarga.

Es una semilla achatada empleada para alimentar al ganado y que es utilizada por el hombre luego de quitarle el sabor amargo remojándola en agua con sal. Existe una variedad dulce que puede ser consumida directamente sin realizar ese paso previo.

Composición de los altramuces

Esta legumbre aporta un gran valor nutricional con su consumo porque contiene proteínas y fibras, gran cantidad de ácido fólico, poca proporción de glucosa y es considerada un ingrediente fundamental en las dietas para deportistas y personas con artritis.

100g de altramuces contienen:

Calorías 371
Grasas 9,74 g
Hidratos de carbono 40,38g
Proteínas 36.17g
Minerales
Potasio 1,013 mg
Sodio 15 mg
Fósforo 440 mg
Magnesio 198 mg
Calcio 176 mg
Hierro 4,36 mg
Vitaminas
Vitamina A 23 UI
Vitamina C 4,8 mg
Vitamina B1 0,64 mg
Vitamina B3 2,19 mg
Ácido fólico 355 mg

Propiedades de los altramuces

Para perder peso

Los altramuces pueden ser consumidos en las comidas como una legumbre más o, pueden ser consumidos como una merienda muy saludable y saciante.

Se deben consumir una vez por semana, contienen antioxidantes como zeaxantinas y están llenos de grasas esenciales para nuestro organismo.

Para la diabetes

Según estudios científicos, la lupanina, un alcaloide presente en los altramuces estimula la secreción natural de insulina en el cuerpo.

Esto lo hace una legumbre adecuada para personas que sufren de diabetes tipo 2.

Por si esto fuera poco, el altramuz es un hipoglucémico poderoso, contiene fenogreco, una sustancia que reduce los niveles de glucosa en la sangre de forma natural.

Los altramuces además, contienen poca glucosa por lo que son adecuados para ser consumidos por personas que sufren de diabetes o colesterol alto.

Para la piel

Para revitalizar la piel basta con aplicar una mascarilla de harina de altramuz. Su alto contenido de vitamina C actuará como antioxidante reparando y protegiendo la piel de la acción de los radicales libres.

Para el colesterol

Esta legumbre es rica en fibra insoluble, ácido glicolico, leticina y grasas esenciales como omega 3 y omega 9. Esta mezcla única de sustancias es ideal en las dietas para reducir el colesterol.

El altramuz es además un poderoso diurético, por lo que las toxinas y grasas son fácilmente eliminadas de nuestro organismo.

Para la vista

La zeaxantina presente en los altramuces actúa junto a otro flavonoide en la protección de la vista de los rayos UV.

De esta forma el altramuz protege nuestros ojos de la degeneración por exposición continua al sol y de la pérdida de visión.

Este flavonoide además, previene algunos tipos de cáncer.

Deportistas

Contienen gran proporción de proteínas y aminoácidos esenciales para la formación de músculos y su recuperación luego de los entrenamientos.

También te puede interesar:  Propiedades del pulque afrodisiaco

Estreñimiento

El altramuz tiene efecto laxante debido a su contenido de fibras y carbohidratos fermentables. Para combatir el estreñimiento puedes agregarlo a ensaladas o consumir una pequeña cantidad todos los días.

Beneficios de comer altramuces para los diabéticos

Numerosos estudios señalan los variados beneficios que tienen los altramuces para las personas que padecen de diabetes. Los altramuces mejoran el metabolismo de la glucosa, reducen la carga glucémica de los alimentos ricos en carbohidratos, pueden mejorar la salud intestinal y reducir la presión arterial.

Esta legumbre que proviene de Egipto es una fuente de proteínas vegetales y fibra. No contiene gluten por lo que puede ser consumida por celíacos. Las personas alérgicas a los frutos secos deben evitarlos porque contienen trazas de estos.

¿Cómo podemos consumir el altramuz?

En la actualidad podemos consumir el altramuz cocido como una legumbre, para eliminar una enzima denominada Anti-tripsina, que la hace imposible de digerir en su forma natural.

También podemos consumirlo en forma de panes, pasta y pasteles pues el altramuz puede ser molido hasta formar una harina.

Hoy en día se está empezando a fabricar “leche de altramuz” una leche de origen vegetal sin lactosa ideal para quienes siguen una dieta vegana o aquellos que sufran de intolerancia a la lactosa y quieran disfrutar de una dieta normal. La leche de altramuz contiene todas las propiedades mencionadas en los párrafos anteriores por lo que es un complemento nutricional ideal para quienes deseamos disfrutar de sus beneficios.

Es importante no consumir los altramuces con sal pues ellos ya contienen una cantidad importante de sodio en su forma natural.

¿Cómo se comen los altramuces?

Esta legumbre originaria de la región Mediterránea, tienen un tamaño de entre 1 y 3 cm y son redondeadas. Son muy apreciadas por su contenido de proteínas, fibra y zeaxanina, pimento que protege la vista previniendo la degeneración macular.

¿Cómo se consumen?

Para la dieta diaria se consumen hervidas como las habas, aunque también se pueden preparar en conserva con sal y consumirlas como un apetitivos.

Su consumo está recomendado para personas con diabetes, deportistas, estreñimiento y colesterol elevado.

Se pueden consumir como aperitivo o como plato principal. Son también un snack muy saludable pues son bajos en grasas malas y ricos en aceites y grasas saludables. Son un alimento muy saludable recomendado para dietas de adelgazamiento.

¿Cuál es el sabor de los altramuces?

Los altramuces tienen un sabor neutro, similar al de la mayoría de las legumbres, es ligeramente amargo muy similar al de las almendras, adecuado para platillos con verduras.

Si los consumimos en conserva son crujientes, con un sabor salado, tienen una piel externa gruesa.

Altramuces en conserva

Los altramuces en conserva se pueden consumir ocasionalmente porque son ricos en fibra, por lo que sacian el apetito y aceleran el tránsito intestinal. Están contraindicados en caso de hipertensión y enfermedades cardiacas debido a su elevado contenido de sodio.

También deben evitarlos aquellas personas que padecen hiperuricemia y dolor en las articulaciones.

¿Cómo se deben tratar los atramuces?

Se deben dejar remojar durante diez horas antes de cocinarlos. Se deben cocinar hasta que se encuentren blandos.

Si quedan crudos pueden ser difíciles de digerir y provocar indigestión debido a su contenido de alcaloides y antitripsina.

También te puede interesar:  Características y propiedades de la caña de azúcar

Aquellos que se venden en conserva pueden consumirse inmediatamente ya que están cocidos y tratados. Esta presentación es ideal para ser consumida en recetas vegetarianas rápidas como ensaladas con vegetales.

Contraindicaciones de los altramuces

  • Esta leguminosa contiene una enzima inhibidora de la tripsina. La semilla cruda puede ser indigesta por este componente y provocar gases dolor de vientre y flatulencias.
  • Cuenta con principios amargos conocidos como alcaloides quinolizidínicos siendo el más abundante la lupanina.
  • Estos alcaloides desaparecen con la cocción. Las plantas que presentan dosis bajas en alcaloides son destinadas a la alimentación.
  • Entre los peligros de comer altramuces se tiene un alto contenido de fibra y oligosacáridos, esto puede provocar flatulencias.
  • No deben emplearse secos y molidos como un sustituto del café debido a su elevado contenido de alcaloides.
  • El consumo de altramuces cuando se encuentran verdes o en su vaina puede provocar vomitos, nauseas, dolor de vientre y dolor de cabeza. En casos graves puede provocar paro cardiorespiratorio, pulso débil y convulsiones.
  • Los alcaloides presentes en la semilla son tóxicos para el hígado, el sistema nervioso y el corazón.
  • Para prevenir todo esto se recomienda poner en remojo los altramuces por lo menos 10 hora antes de cocinarlos. Cocer legumbre hasta que esté bien cocida no debe quedar crujiente.
  • Los altramuces con un sabor muy amargo deben ser evitados pues contiene elevadas cantidades de alcaloides.

Estudios sobre los altramuces

Según un estudio publicado el 1 de agosto del año 2013 llevado a cabo por el Departamento de Fisiología Nutricional de Universidad Friedrich Schiller de Jena en conjunto con  el Instituto de Química Clínica y Laboratorio de Medicina del Hospital de la Universidad de Jena los altramuces contienen una proteína que afecta el colesterol LDL presente en el plasma sanguíneo. En este estudio se evaluaba el efecto de 25 g de proteína de altramuz.

Antiguos estudios demostraban el impacto favorable de las proteínas de esta legumbre sobre los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. En estos estudios, se empleaban dosis elevadas.

En 33 sujetos evaluados con elevados niveles de colesterol (Hipercolesterolemia) fueron tratados con altramuz durante 8 semanas. Sus datos sobre la presión arterial y niveles de colesterol LDL mejoraron significativamente.

Se han evaluado la composición de los aminoácidos presentes en las proteínas de los altramuces para identificarlos como proteínas de alta calidad.

Un estudio realizado en Australia demostró que el consumo de altramuces por personas que padecen obesidad y sobrepeso reduce sus niveles de presión arterial y mejorar la sensibilidad a la insulina.

El enriquecer los alimentos de una dieta saludable con altramuz mejora significativamente el control de peso al reducir la ansiedad y el apetito. Es por ello que el consumo de altramuces reduce el peso de las personas que siguen una dieta equilibrada y sana en conjunto a pan, galletas y pastas elaborados con harina de altramuz.

Las personas que consumen pan enriquecido con altramuz en el desayuno, comen menos durante el almuerzo.

El altramuz reduce los niveles de azúcar en la sangre, los niveles de ácido úrico, estimula la renovación celular y ofrece numerosas cantidades de minerales y aminoácidos necesarios en la dieta de una persona que padece esta enfermedad.

Existen además leche de altramuz, una bebida que no contiene lactosa y que puede ser consumida libremente por los diabéticos.