Propiedades de los Altramuces

Las propiedades de los altramuces son poco conocidas, ya que vivimos nuestro día a día bombardeados por las publicidades acerca de los beneficios y propiedades de la soya para nuestra salud. ¿Y el altramuz que? Es el gran olvidado y es conocido sólo por unos pocos que siguen una dieta vegana u orgánica. El altramuz es uno de los alimentos secos originarios de Egipto y se les conoce como chochos en Andalucía.

Tip: Todos los frutos secos y sus propiedades

Propiedades de los altramuces

Los altramuces son los aliados indiscutibles de los diabéticos pues contribuyen a reducir las carga glucémica de los alimentos ricos en carbohidratos que se hayan consumido en el día. El altramuz también favorece y acelera la metabolización de la glucosa, por lo que no sólo es un aliado de los diabéticos sino también de aquellos que desean bajar de peso sin tener que sacrificar el consumo de carbohidratos.

¿Tiene hipertensión o eres propenso genéticamente a padecerla? El altramuz es un fruto seco que se volverá tu mejor amigo, pues posee grasas naturales que reducen la presión arterial al eliminar el colesterol LDL de la sangre.

¿Sufres de estreñimiento? El altramuz mejora notablemente la salud intestinal debido a su alto contenido de fibras naturales.

No contiene gluten por lo que puede ser consumida por los celíacos sin problemas, pero las personas que tienen una severa alergia a los frutos secos deben evitarlo pues puede contener ligeras trazas.

Propiedades-de-los-Altramuces

Su alto contenido de proteínas, entre 23,8 % y 33,6% por 100 g de altramuz, algo muy similar al contenido proteico de las legumbres y cereales, lo que favorece la regeneración del tejido muscular del cuerpo. Esto lo convierte en un alimento lleno de beneficios para los deportistas que deseen construir masa muscular o para aquellas personas que deseas regenerar el tejido muscular cardíaco luego de un ataque al corazón.

El altramuz ayuda a controlar el apetito, pues su consumo provoca una sensación de saciedad casi inmediata lo que se traduce en un consumo menor de alimentos en la próxima comida.

También te puede interesar:  ¿Para que es bueno el café?

Consumir altramuz con regularidad nos permitirá combatir los niveles de ácido úrico y tener un aporte seguro de minerales esenciales como calcio. Zinc, fosforo, hierro, potasio, magnesio; vitaminas E y B, beta caroteno, luteína y zeaxantina. Estos últimos protegen el sentido de la vista de los rayos ultravioleta del Sol.

¿Cómo podemos consumir el altramuz?

En la actualidad podemos consumir el altramuz cocido como una legumbre, para eliminar una enzima denominada Anti-tripsina, que la hace imposible de digerir en su forma natural.

También podemos consumirlo en forma de panes, pasta y pasteles pues el altramuz puede ser molido hasta formar una harina.

Hoy en día se está empezando a fabricar “leche de altramuz” una leche de origen vegetal sin lactosa ideal para quienes siguen una dieta vegana o aquellos que sufran de intolerancia a la lactosa y quieran disfrutar de una dieta normal. La leche de altramuz contiene todas las propiedades mencionadas en los párrafos anteriores por lo que es un complemento nutricional ideal para quienes deseamos disfrutar de sus beneficios.

Es importante no consumir los altramuces con sal pues ellos ya contienen una cantidad importante de sodio en su forma natural.

¿Cómo se comen los altramuces?

Esta legumbre originaria de la región Mediterránea, tienen un tamaño de entre 1 y 3 cm y son redondeadas. Son muy apreciadas por su contenido de proteínas, fibra y zeaxanina, pimento que protege la vista previniendo la degeneración macular.

¿Cómo se consumen?

Para la dieta diaria se consumen hervidas como las habas, aunque también se pueden preparar en conserva con sal y consumirlas como un apetitivos.

Su consumo está recomendado para personas con diabetes, deportistas, estreñimiento y colesterol elevado.

Se pueden consumir como aperitivo o como plato principal. Son también un snack muy saludable pues son bajos en grasas malas y ricos en aceites y grasas saludables. Son un alimento muy saludable recomendado para dietas de adelgazamiento.

¿Cuál es el sabor de los altramuces?

Los altramuces tienen un sabor neutro, similar al de la mayoría de las legumbres, es ligeramente amargo muy similar al de las almendras, adecuado para platillos con verduras.

También te puede interesar:  Alimentos ricos en maltosa

Si los consumimos en conserva son crujientes, con un sabor salado, tienen una piel externa gruesa.

Altramuces en conserva

Los altramuces en conserva se pueden consumir ocasionalmente porque son ricos en fibra, por lo que sacian el apetito y aceleran el tránsito intestinal. Están contraindicados en caso de hipertensión y enfermedades cardiacas debido a su elevado contenido de sodio.

También deben evitarlos aquellas personas que padecen hiperuricemia y dolor en las articulaciones.

¿Cómo se deben tratar los atramuces?

Se deben dejar remojar durante diez horas antes de cocinarlos. Se deben cocinar hasta que se encuentren blandos.

Si quedan crudos pueden ser difíciles de digerir y provocar indigestión debido a su contenido de alcaloides y antitripsina.

Aquellos que se venden en conserva pueden consumirse inmediatamente ya que están cocidos y tratados. Esta presentación es ideal para ser consumida en recetas vegetarianas rápidas como ensaladas con vegetales.

Contraindicaciones de los altramuces

Esta leguminosa contiene una enzima inhibidora de la tripsina. La semilla cruda puede ser indigesta por este componente y provocar gases dolor de vientre y flatulencias.

Cuenta con principios amargos conocidos como alcaloides quinolizidínicos siendo el más abundante la lupanina.

Estos alcaloides desaparecen con la cocción. Las plantas que presentan dosis bajas en alcaloides son destinadas a la alimentación.

Entre los peligros de comer altramuces se tiene un alto contenido de fibra y oligosacáridos, esto puede provocar flatulencias.

No deben emplearse secos y molidos como un sustituto del café debido a su elevado contenido de alcaloides.

El consumo de altramuces cuando se encuentran verdes o en su vaina puede provocar vomitos, nauseas, dolor de vientre y dolor de cabeza. En casos graves puede provocar paro cardiorespiratorio, pulso débil y convulsiones.

Los alcaloides presentes en la semilla son tóxicos para el hígado, el sistema nervioso y el corazón.

Para prevenir todo esto se recomienda poner en remojo los altramuces por lo menos 10 hora antes de cocinarlos. Cocer legumbre hasta que esté bien cocida no debe quedar crujiente.

Los altramuces con un sabor muy amargo deben ser evitados pues contiene elevadas cantidades de alcaloides.

¿Te ha gustado el artículo?
User Rating: 5.0 (1 votes)
Sending

Deja un comentario

Rating

Simple Share Buttons